martes, 30 de septiembre de 2008

(...)


Soledad le decían.
Soledad reclamaba
en soledad jugaba
Por su soledad vivía.
_____________________

Calentura ¿porqué? detesto enfermar....

lunes, 29 de septiembre de 2008

coser y danzar


Tener vestuario para bailar es sumamente caro, bailés lo que bailés. Llevo varias semanas cosiendo y decorando tops (parte de arriba) de mis trajes. No hay nada como un traje comprado, bordado con flecos o monedas. Son bellos, pero caros. Por eso he tenido que reciclar muchas cosas y me ha resultado bien.
He mandado ha hacer faldas para danzar y me he dedicado ha armar caderines y a coser mis tops, a los que les he bordado piedras, lentejuelas, mostacilla de colores. Casi termino uno de tribal que empecé hace rato.
Coser me entretiene, me gusta bailar con el fruto de mi trabajo y mis diseños ¡como que no! Claro, está mi queridísima madre, ella es un genio para adivinar lo que siempre necesito, aunque mi hija se ponga celosa (dice que la abuela sólo me asiste a mí). A ella le encanta verme bailar con sus propuestas de ropa y sus ideas locas (ella hace mis velas, velos, bastones, alas). Ella es un genio.

¡ataque!

A mi negra le dan ataques de celos, de risa, de sueño. También de travesuras. Hoy le dio uno que me encantó, le dieron ganas compulsivas de bailar. Mañana tiene examen de sociales sobre el descubrimiento de América, La Colonia, La Independencia.... la senté frente a mí para hacerle una batería de preguntas y las respondió todas.

Luego se puso zapatillas de ballet y me comenzó a preguntar por técnica y me mostró sus avances, que de verdad yo desconocía. Ya parece que si va a clases de ballet, ha mejorado posición de codos (ya no están caídos), ya tiene an dhor (como se escriba ¡sic!), maneja bien el spot al girar. Le dije que tenía que reconocer que el ballet es una gran cosa y me dijo que sí, bailó y bailó.

Luego vino la costurera con nuestros nuevos trajes de árabe y entonces la negrita cambió de cd y se puso a mover las caderas con ellos, al rato me pidió un charleston ( La calle doce) y bailó e hizo payasadas y vaya que me hizo reír. Estaba empapada de sudor. Terminó haciendo salsa y cha cha cha...como en los viejos tiempos (hace un par de años, bailábamos de todo juntas en casa).

Es hiper activa, sin duda. Le cuesta estudiar porque no puede estarse quieta. El espíritu bailarín la posee (terpsicode que le mientan).

pd.
El sábado se fue con el papá y volvió a regresar rubia, se llevó el tinte de agua de nuevo. ¡no entiende! (ni ella, ni el papá)
ussssssssssssssssshhhhhhhhhhhhhhhh!

domingo, 28 de septiembre de 2008

danzar para vivir mejor


Una amiga de la universidad me llamó para preguntar sobre los cursos de danza árabe a los que asisto, me decía que quiere hacer ejercicio y a la vez relajarse un poco dado que vive con mucho estrés. Dice que hace rato estaba con esa inquietud pero la detenía por un detalle: es una mujer rellenita y la pena es poderosa.


Siempre he creído que los seres humanos necesitamos actividades físicas para vivir mejor, sudar un poco, dejar la mente en paz, mantener el cuerpo (que no es lo mismo que estar delgada(o)) energizado y tener un momento para vos y nadie más. Para eso están los gimnasios y ciertamente, las clases de baile y danza que ofrecen diferentes academias. Estoy convencida que la danza árabe es también una opción para todo eso, es decir, que la pueden practicar quienes desean una buena actividad física sin el ánimo de convertirse en una bailarina profesional o vestirse de odalisca y bailar en público.
Esto último, lo acoto porque mi amiga me lo hacía ver.
Esta danza tiene movimientos complicados pero también movimientos muy naturales y fáciles para hacer en clase, no he visto que la gente se complique aprendiéndolos. Los ritmos no son muy ajenos, los dum y tac van con el vaivén de las caderas que vos podés mover casi por intuición.
Digamos que se trata de una fiesta entre la cintura, el pecho, los hombros, las caderas, las piernas, la pelvis en conexión con la alegría que siempre está escondida y le da pena salir.
Lo que particularmente me maravilló fue enterarme que existe ejercicios de músculos que hasta ahora eran imperceptibles para mí, como los del suelo pélvico...es la danza del vientre! y eso hace que el cuerpo se forme mejor. Hace mucho bien.
Por otra parte hay ejercicios que son puro cardio, los shimis, eso hace que las monedas cosidas en caderín salgan disparadas, mientras las piernas pican el piso como si estuviese caliente (concretamente el chu chu shimi que va en relevé). Con un minuto estás sudando!
En la clases hay de todo, gente que asiste por diversas razones y se la pasa muy bien. Hay señoras muy guapas con las que he hablado y me dicen que esta danza les ha cambiado la vida porque han tenido que re valorar su belleza. Hay una en especial --a quien le tengo mucho aprecio y admiración-- que se ve físicamente como una diva y cuando baila en público realmente infunde respeto y transmite alegría. Nunca falta a clases y es madre de tres universitarias.
¿rellenitas? En esta danza abundan y muchas son profesionales. Vi dos mujeres así en Nicaragua en un Festival de la Danzas Árabes, ellas hicieron los mejores drums de la noche y tenían a todas las participantes del festival hipnotizadas (con envidia de la buena). Siempre he dicho que este ambiente es jodido, la gente tiene talentos y el ambiente puede llegar a frustrarlos. Hombres y mujeres critican si ven a una mujer rellenita y lo hacen sin mirarse sus propios físicos.
No creo en los estándares de belleza, además que ésta es proporción y las mujeres gorditas son generalmente proporcionadas. A mi amiga la invité, ojalá llegue y sepa pasársela bien, desestresarse un tanto pero sobre todo que se sienta mejor.
Por otra parte, el amor es proporción también. Las mujeres la encontramos en los hombres cuando les amamos, apreciamos los defectos y virtudes ¿porqué no lo harían ellos con nosotras? naaaada de sentirse incómoda ¡no se vale!

sábado, 27 de septiembre de 2008

canas verdes


Este viernes fui a un compromiso y mi hija me acompañó. Era una presentación de danza y la peque se quedó acompañada de la hija de un compañero de grupo (músico), una nena linda y bien portada. Lo malo es que la mía, mi niña querida, hace de las suyas cuando sabe que estoy ocupada y en un descuido pasó de tener pelo café a rubio.
Tomó un colorante de pelo (que sale con enjuague de agua) y creo que se lo acabó. No sé porqué le pican las manos! que cólera! En poco tiempo tendré verde el pelo (por las canas).
ushhhhhhhhh!

jueves, 25 de septiembre de 2008

verde


Estoy verde para terminar de coser trajes....bueno, de decorarlos. Después duermo ando cansadilla...... me gusta el verde, bailar de verde.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

martes, 23 de septiembre de 2008

Quiero ser infinita


He descuidado este blog por mi niña, por la danza, por cansancio, por enfermedad y porque sí. Hoy murió mi óvulo, sin nombre, bueno...vaya...me sorprendió no lo esperaba, una parte menos de mi en mí. Como siempre.
En un post anterior alguien dejó este comentario sobre las bailarinas de danza árabe:

"Pero tambien es cierto una cosa, desgraciadamente tambien entre las bailarinas muchas veces hemos caido en ese juego machista, ya sea por necesidad o por una concepción errónea de la danza, pues para muchas mujeres la danza arabe se torna un escaparate, un exibirse al varón, un "soy tan sexy" "soy tan linda", y luego terminan bailando en bares llenos briagos, con billetes en las fajillas.En vez de cambiar esa mentalidad, romper esos estereotipos que joden a la que tiene sobre peso, es anciana, es timida, o no tiene dinero para fajillas y trajes costosos, para la que no entra en el ideal de belleza y no tiene el vientre plano. LA DANZA ES PARA TODAS."
Aprovecho el diálogo ahora que por fin viene alguien que está en la jugada (lilith). Cuando comencé a bailar danza oriental me lo pensé mucho por varias razones: edad, físico, pena, maternidad, estigmatismo. En cuanto a la edad porque pensé que al igual que otras danzas hay preferencia por las mocedades y lo que descubrí es que en esta danza cualquiera se desarrolla, bailo con mujeres que van desde los 5 años hasta una edad infinita. Cuantos más años hay, he visto más pasión, entrega , gracia y belleza. ¡entonces yo quiero ser infinita! y no por algo físico sino, por algo vivencial.
El físico --mi físico-- no me gusta pero encontré en la cadencia una forma de desarrollar movimientos que en la vida había experimentado. Me enseñaron a controlar el cuerpo como bloque años atrás y he tenido que des aprenderlo. Ha sido genial la desarticulación corporal y a la vez lograr armonía. Por otra parte están las marcas del embarazo que ahora muestro con orgullo, especialmente si al lado baila la niña que salió bailando de mi panza.
La pena, nunca bailé con la cintura al aire y me costó mucho hacerlo. Ciertamente en la danza oriental el movimiento y la técnica no se aprecia de otra forma y se baila con traje de dos piezas, aunque originalmente no era así el asunto. Tengo un vestido saidi (que es lo que mas me gusta) y espero en el futuro hacerme un traje persa kaleegie que es un graaaaaaaaaaaann vestidón.
y por último los estigmas y estereotipos. Al igual que Lilit, he visto bailarinas que con su actitud dicen "soy sexy" y me ha espantado. Lo vi en Nicaragua en un encuentro al que asistí y con mis compañeras reflexionamos que realmente una expresa lo que lleva dentro al bailar. La actitud es importante, no es lo mismo proyectar alegría que implorar por admiración. no! Lo leí en algún lugar: en el instante en el que te mueves, se da la revelación de los que sos. O algo así.
Sin embargo, el ambiente jode. Hasta hoy no tengo una mala experiencia, nadie ha faltado el respeto y yo en eso si soy violenta, lo reconozco. Por eso me gusta el bastón y el sablé, el equilibrio, el poder y la fuerza...con un poquito de gracia.
:)
Son cosas para lidiar y quienes bailamos esto --con seriedad- imponemos el respeto por premisa. Por esas cosas es que no hay estándar: bailan las mujeres finitas e infinitas, madres e hijas, la que tiene grandes trajes o baila con el mismo pañuelo de monedas de siempre.
esta danza es para todas, y si que vivo para contarlo.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Urge un respiro


El cuarto grado ha sido difícil para ambas pero nos ha dejado mucho ya, aunque falte tiempo para acabarlo. En los primeros meses la dejé sola, hacía sus tareas y las notas estaban raspadas. Luego cayó, me dejó materias y rechazaba estudiar, copiar clases y hacer deberes.
Me ha preocupado tanto que comencé a controlarla más. Me puse a estudiar sus libros para darle las explicaciones que ella perdía en el colegio, comencé a condicionar la danza y finalmente he tenido que priorizar mi tiempo: antes que mis cosas, están las de ella y eso me demanda mucha atención y dedicación.
Tengo un par de meses estudiando con ella a diario y los fines de semana, realizando actividades, maquetas, cuestionarios, ejercicios de mate. Tuve que comenzar desde explicaciones muy sencillas e irselas complejizando. Y en eso es que me pegué una enredada horrible: ¡no recordaba ciertas operaciones! y recurrí a un niño de su edad, quien me ayudó para que yo a la vez ayudara a mi hija. Hubo un momento que me desesperé, me cansé, me harté éééééééééé grrrrrrrrrrrrrrrrrr aauuugggg!
Ayer le dieron las notas: sólo dejó una materia, secundaria. Mejoró la conducta además. Hace ratos que no experimentaba el goce de compartir un esfuerzo grande de ambas. La abracé y le hice ver que ella es capaz, que sé que le cuesta manejar su hiper actividad, pero con disciplina y empeño vamos a ser mejores ambas. Esto porque, el estudio es una razón más para vivirnos.
Soy mamá, pero supongo que la vivencia es igual para los padres: si uno exige, pero no apoya, jode. Yo no volveré a exigir sin apoyar. Aprendido.
Por desgracia, esta semana comienza laboratorios y la otra exámenes y la siguiente actividades y y y yyyyyyy (ya no aguanto!) Quiero que llegué la vacación!
Urge un respiro y este post lo es. (y un abracito chiquilin de ixbá)
----
nota particular: ¡feliz cumple!

lunes, 15 de septiembre de 2008

Decadencia


Sé que en la torcida mente de mucha gente existen erradas concepciones sobre "las bailarinas". Si vos no sabés, repito y refrendo algo básico: la danza dignifica. Afortunadamente no es la generalidad. Win --un escritor que radica en Suiza y escribe para Centroamerica21, salvadoreño al 100% y quien aprecia mucho la danza-- me escribió para enviarme un artículo públicado en el Colatino en el sumplemento "Tres mil".
Los Culos de Montano, se llama esta pieza de letras.
Lo terminé de leer y pesé que culturalmente, vivimos en decadencia. No soporto el cliché de los poetas y sus poses de bohemios, solidarios con el mundo, mujeriegos, cheros, etc. Muchas veces de tras de eso hay cabezas huecas.
El autor del artículo narra una "pasada" del fallecido escritor Heriberto Montano. En realidad este artículo tiene dos partes, de manera que una no se corresponde con la otra. A lo mejor el autor quiere dejar constancia de su Comité de Solidaridad hacia Cuba a inicios de los años noventa y ocupa el espacio para hacer gala de esas cosas.
Luego, habla sobre Montano y dibuja la camadería poética de la que formó parte y con la que pretendían montar un espectáculo de poesía, congas y ta taaaan!.....unas bailarinas. Como bien me ha expresado Win, de la lectura del artículo se deduce que más bien querían hacer algo bajero. Y a los términos me remito:
Cuenta el autor del artículo que Montano se dirigió a la UES para hablar con el encargado de danza, que era su chero, con el fin de conseguir a las "bailarinas" y al llegar éste le dijo al maestro que quería ver si le prestaban un par de culos para el danzón. Las bailarinas de entonces, dijeron no. Y con justa razón.
Aunque la frase en cursiva fue dicha por Montano ahora es repetida con aire de buen recuerdo por Juarez, pero tal calificativo expresa todo lo que una bailarina de DANZA académica y cultural no es. En ningún lugar del mundo se buscan "culos" en grupos o escuelas de danza.
Montano ya no está y no le juzgo, lejos de eso, lamento que Juarez lo utilice de Payaso en su anécdota. Pero si es lamentable que se celebre o refrende este tipo de frases para hacer referencia a una bailarina.
Lo grave es que gente así --que se exprese así-- pueda aspirar a la formación de un posible gobierno de izquierda. ¡que decadencia!

sábado, 13 de septiembre de 2008

bailando con espadas y mentiras



He tenido que armar una coreografía con la espada y lo hice esta tarde mientras mi hija hacía sus tareas. Cuando bailaba, la niña meque decía "así no es mamá".
shhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!, le decía yo. Pues siempre está buscando excusas para no trabajar en lo propio.

Armé frases para manejar la espada de diferentes maneras --tomada por el mango o con se llame eso-- pero manejando desplazamiento, para luego hacer equilibrios con ella en la cabeza, mientras bailo; luego en la cadera, mientras giro. También agregué unos giros alzándola con las dos manos. La canción lleva luego un ritmo baladí y al fin! podré usar un paso que me encanta que va justo con ese ritmo.

pero luego...ante la insistencia de la niña meque, le dí la espada para que me dijera qué hacer. Me sorprendió la agilidad para pasar la espada de atrás para adelante en círculos y de un lado para otro. Lo intenté y no pude! me dolió la mano. Luego me explicó como agarrar la espada y como girar la muñeca. La tomé de nuevo y me salió, aunque me dominaba un poco, siento que estoy en plena lucha con alguien y no me puedo imaginar golpear a alguien con ella.

Justamente por eso, debo practicar para tener fuerza y agilidad. Lo bueno es que en la coreografía haré eso por escasos segundos...aguantables. La espada pesa.....así que haré brazos.

Aunque le agradecí a mi hija (que siempre tiene mucho que enseñarme) caí en la cuenta sobre las cosas que ella hace mientras trabajo: ¿será capaz de pasársela bailando con una espada? --que conste que no tiene filo, pero un golpe mata a cualquiera-- ¿cómo me explico su dominio? el Zorro le temería! Le pregunté y obviamente lo negó, dice haber visto a alguien bailar así y punto. Seré mamá pero no mensa. La espada quedará con llave y yo bailaré feliz con ella.

:)

jueves, 11 de septiembre de 2008

Espero


que me de sueño, la adrenalina no me deja dormir
que la vida pase y yo me dedique a sonrreir
que mi hija crezca y haga lo que desea hacer
que yo envejezca... con ganas de envejecer
que nunca me llegue la cordura
que....ixquic sea una mujer ¡madura!

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Maravillosas ocupaciones


Qué maravillosa ocupación cortarle la pata a una araña, ponerla en un sobre, escribir Señor Ministro de Relaciones Exteriores, agregar la dirección, bajar a saltos la escalera, despachar la carta en el correo de la esquina. (...) Cortazar
Qué maravillosa ocupación llegar cada noche a los bracitos de una niña, darle un beso y al primer descuido ja! hacer cosquillas hasta que el gesto de risa cambia por el de agonía. En contrapartida brindarle el derecho al contra ataque....hasta terminar en el piso con lágrimas de risa.
Qué maravillosa ocupación salir cada día de la casa rumbo al trabajo e ir quitando la vía a los buseros y microbuseros, evitando hasta dónde sea posible que no se comporten prepotentes al volante. Claro, se enojan igual.
Qué maravillosa ocupación poner un disco, estirar todo el cuerpo, músculos, vertebra por vertebra. Cambiar de disco y hacer unos balancés, attitude,Rond de jambe y trabajar an croix los developé y amvelopé más Fondus. Ir al piso y trabajar espalda y piernas. Cambiar de disco y bailar.
Qué maravillosa ocupación creer en certezas y no en mitos aunque te lo digan, y obrar en consecuencia. creer en vos misma aunque seas compleja y explosiva. Hacer cosas que te hagan feliz.
Que maravillosa ocupación es fantasear con tus ovucitos!

lunes, 8 de septiembre de 2008

Terquedad en las venas

Soy terca por naturaleza, pero aprendí a ceder. El tiempo me ha ablandado sin duda. Aunque....hay temas duros que mi cerebro, alma, corazón y cuerpo (o sea yo) no son capaces de soltar. Algunos temas son políticos, otros tienen que ver con actitudes machistas que rechazo y otras con la ética de la vida.

Aprender a ceder es importante en la medida que nos toca relacionarnos con otros, para hacer cosas en sociedad hay que ganar y hay que perder. Esto lo digo e intento hacer ahora que tengo 34 años.

Pero de niña era la "niña piedra", estaba dispuesta a aguantar viento y marea por mi forma de ver, hacer, pensar. Y vaya que lo pagué caro. ¿porque rememoro esto? ah, pues hoy me reí mucho con una conversación con mi hija, piedra también.
Ella me contó que salió con la abuela a comprar telas para hacerse un nuevo traje de bellydance. Se tardaron tres horas en elegir, me dijo ella. "es que mirá la abuelita quería unos colores y yo otros y no podíamos negociar! ni ella cedía ni yo. Entrabamos y salíamos de la tienda, ella se enojó y no me hablaba, después yo me enojé...y la señora que nos atendía mejor nos dejó solas. Ninguna cedía, fijate".
Al final compraron una tela blanca. Color de paz, color que se puede combinar.
Mi madre querida me dijo "he revivido momentos con tu hija... ¡tercas!
ja, es intravenoso...y viene desde generaciones atras.

domingo, 7 de septiembre de 2008

El Teatro de nuevo...



¿Puede una enamorarse de los edificios? ¡por supuesto! Están allí para que los admiremos por fuera y por dentro. A mi me gusta la arquitectura. Me cuesta resignarme, perder el centro histórico.
Este fin de semana fui al Teatro Nacional. Me pareció genial haber entrado de nuevo. Yo creo que de la gama de cosas que tenemos como patrimonio cultural, el que tenemos más apropiado es este teatro. Fue como haber entrado en casa de nuevo. Está como siempre, lindo.


Me remonté a tantos recurdos de infancia. Sólo me hizo falta ir a almorzar al Mcdonald de la esquina, uno subterráneo. Allí me llevaba mi mamá cuando bailaba en la época de navidad o me llevaba a ver bailar.

Los alrededores del Teatro están despejados, ya no están las ventas que lo cubrían y volvían inaccesible el ingreso a él. La Plaza Morazán, frente al Teatro quedó ordenada desde que un ex Alcalde (Silva) le hizo arreglos, lo cercó. Y al fondo la Catedral se ve bonita. El parqueo Morazán, parece seguro y desde allí la foto. Los edificios aledaños están pintados y arreglados ya que las empresas que los alquilan o los adquirieron han cumplido con la ley que les manda a respetar y cuidar ese patrimonio. Entre estos el edificio Lutecia, que siempre me gustó. Sin embargo, hay otros eficios están allí sin utilidad alguna, como éste (atrás de la Lotería Nacional):


Mi hija bailó y la fui a ver tres veces, el teatro se llenó y creo que muchos andabamos felices allí adentro, sólo por el hecho de estar allí. Me encontré con maestros y bailarines. Un gusto ver a la gente de danza. También me encontré con mi maestro de danza contemporánea y me jaló un poquitín el aire por haberme desaparecido sin avisar y pues...allí voy de nuevo.


Ojalá también abran de nuevo el Café Teatro.

viernes, 5 de septiembre de 2008

Aunque parezca mentira...


Tengo a mis ovucitos dispersos por el cuerpo. Los muy carajos se han soltado, les enseñé a bailar y ellos se dedican a soñar dentro de mi, soy su habitat. A veces pienso que realmente me invaden el cuerpo, la privacidad y hasta el alma. Lo creo en firme porque cuando uno de ellos madura, se vuelve óvulo y muere (o sea una vez al mes) me hacen una mujer "sensible" y se me encoge el alma sin saber porqué. Afortunadamente no pasa siempre.


Hoy bailaba al son de una darbuka y zaz! tuve la imagen: hay un óvucito entre la tercera y cuarta costilla, se aloja allí por miedo a morir y porque le gusta el movimiento dorsal oriental. No sé como haré para que salga de ahí, tal vez mi temeroso corazón lo convenza. ¿quien le dice que no al corazón? nadie! Siendo este ovucito sencillo y noble, seguro lo entenderá.


Por ahora sé que tengo un ovucito trabado en las costillas.

jueves, 4 de septiembre de 2008

¡ojalá!

Mañana mi niña tiene una presentación en el Teatro Nacional y quizá no alcance a llegar. No sé si lo entenderá, espero que si. Ya terminó exámenes y anda muy cansadita la pobre. Ojalá que las notas mejoren...yo hago lo posible y me lo he propuesto. Una persona me contó que cuando su mamá le explicó las divisiones sacó dos...me sentí aludida, porque Ixbá salio mal, la primera vez que le expliqué. Pero me he esmerado en enseñar ¡ojalá! yalá.


lunes, 1 de septiembre de 2008

Velos, materia pendiente


En estos días he estado en clases de velos. Debo reconocer que las he evadido en clases anteriores y que ahora estoy decidida en aplicarme. Me sorprende que en una semana he aprendido varias cosas. El velo es misterio. Podés comenzar una coreografía adentro de él e irte descubriendo de a poco. Podés resaltar tus ojos o una parte del cuerpo. Es lindo bailar con música suave y cadenciosa e imitar con el cuerpo el movimiento del mar o del viento. El velo y vos son unidad y complicidad.
Realmente me he perdido de mucho resistiendome a bailar con velos. De ahora en adelante lo practicaré.
Ahora bien pienso en mis velos (por asociación) y creo que miro y me expreso a través de ellos y a la vez prefiero que nadie me mire: Un blog es un velo, estoy aquí y a la vez no estoy completa. Bailo de alguna manera --con las letras-- y estoy segura que nadie me entiende. Soy una loca con velos de colores.
Mejor, me voy a prácticar.