lunes, 29 de septiembre de 2008

¡ataque!

A mi negra le dan ataques de celos, de risa, de sueño. También de travesuras. Hoy le dio uno que me encantó, le dieron ganas compulsivas de bailar. Mañana tiene examen de sociales sobre el descubrimiento de América, La Colonia, La Independencia.... la senté frente a mí para hacerle una batería de preguntas y las respondió todas.

Luego se puso zapatillas de ballet y me comenzó a preguntar por técnica y me mostró sus avances, que de verdad yo desconocía. Ya parece que si va a clases de ballet, ha mejorado posición de codos (ya no están caídos), ya tiene an dhor (como se escriba ¡sic!), maneja bien el spot al girar. Le dije que tenía que reconocer que el ballet es una gran cosa y me dijo que sí, bailó y bailó.

Luego vino la costurera con nuestros nuevos trajes de árabe y entonces la negrita cambió de cd y se puso a mover las caderas con ellos, al rato me pidió un charleston ( La calle doce) y bailó e hizo payasadas y vaya que me hizo reír. Estaba empapada de sudor. Terminó haciendo salsa y cha cha cha...como en los viejos tiempos (hace un par de años, bailábamos de todo juntas en casa).

Es hiper activa, sin duda. Le cuesta estudiar porque no puede estarse quieta. El espíritu bailarín la posee (terpsicode que le mientan).

pd.
El sábado se fue con el papá y volvió a regresar rubia, se llevó el tinte de agua de nuevo. ¡no entiende! (ni ella, ni el papá)
ussssssssssssssssshhhhhhhhhhhhhhhh!

No hay comentarios: