Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2009

Vientre frío

Siento que se me congela el cuerpo, me falta mi hija. Cuando estaba pequeñita me molestaban porque andábamos muy pegadas, bueno ella se me pegaba al cuerpo y por eso la jodía con la frase: ¡no somos siamesas! Una de esas ocasiones me dijo que si lo somos: somos sillamesas, ella la silla y yo la mesa. Claro que me eché a reir...pero la verdad es que es asi como lo entendió y está en lo correcto.

Por ahora soy solo la mesa, en espera de la silla y mi vientre...donde me rebotan los sentimientos, se ha puesto frío de tanta ausencia.

Arabia, mundo árabe y la danza (II)

La Danza Árabe es conocida como Danza Oriental, Danza del Vientre, Bellydance o Raks Sharki. Todas esas acepciones hacen referencia mas o menos a lo mismo, aunque cuando se usa “ danza Oriental” es mucho más amplia (incluye la Indú).

Se trata de una danza de origen incierto pero se le atribuyen influencias griegas y egipcias iniciales, El vientre y el movimiento pélvico femenino celebra la fertilidad (de la mujer y d ela tierra), el vientre es el lugar donde la vida inicia, donde la divinidad multiplica la humanidad. La antropología del movimiento explica que estos movimientos aluden e imitan a la tierra, la luna, el sol, el agua, el viento, el fuego. Antiguamente era la danza de las sacerdotisas y eso nada tiene que ver con “seducir hombres”. En la actualidad esta danza recoge los bailes baladí, de diversos pueblos (es decir, el folclor) y describen muchas vivencias o estampas en el oriente, muchas son divertidísimas y alegres. Como la Melaya laff, una danza que sólo puede ser ejecu…

Arabia, mundo árabe y la danza (1)

Cierta vez una bailarina con sus músicos había arribado a la corte del Príncipe de Birkasha. Y, admitida en la corte, bailó ante el príncipe a son del laúd, de la flauta, de las tablas y tambores, y de la cítara. Bailó la danza de las estrellas y la danza del espacio, y por último la danza de las flores al viento. Luego se detuvo ante el Príncipe e inclinándose, le hizo una reverencia.
El príncipe emocionado le pidió se acercara y le dijo:


" Bella mujer, hija de la gracia y del encanto, de donde viene tu arte? Como dominas tú la tierra y el aire en tus pasos y el agua y el fuego con tu ritmo y tu cadencia?"

La odalisca se inclinó de nuevo ante el Príncipe y le contestó: "Su alteza, no estoy segura como responder su pregunta, pero sí sé que el alma del filósofo vive en su cabeza, el alma del poeta en su corazón, que el alma del cantor vibra en su garganta. Pero que en cambio, el alma de la bailarina, vive en todo su cuerpo"
Khalil Gibran
---------------------------
Baila…

Solita

Solita, le decían....
pero no por Sola
si no por Sol
lo que nadie sabía
es que le gustaba su nombre:
Soledad*
(soledad con estrella, soledad con una niña....muy lejana por ahora)