miércoles, 17 de septiembre de 2008

Urge un respiro


El cuarto grado ha sido difícil para ambas pero nos ha dejado mucho ya, aunque falte tiempo para acabarlo. En los primeros meses la dejé sola, hacía sus tareas y las notas estaban raspadas. Luego cayó, me dejó materias y rechazaba estudiar, copiar clases y hacer deberes.
Me ha preocupado tanto que comencé a controlarla más. Me puse a estudiar sus libros para darle las explicaciones que ella perdía en el colegio, comencé a condicionar la danza y finalmente he tenido que priorizar mi tiempo: antes que mis cosas, están las de ella y eso me demanda mucha atención y dedicación.
Tengo un par de meses estudiando con ella a diario y los fines de semana, realizando actividades, maquetas, cuestionarios, ejercicios de mate. Tuve que comenzar desde explicaciones muy sencillas e irselas complejizando. Y en eso es que me pegué una enredada horrible: ¡no recordaba ciertas operaciones! y recurrí a un niño de su edad, quien me ayudó para que yo a la vez ayudara a mi hija. Hubo un momento que me desesperé, me cansé, me harté éééééééééé grrrrrrrrrrrrrrrrrr aauuugggg!
Ayer le dieron las notas: sólo dejó una materia, secundaria. Mejoró la conducta además. Hace ratos que no experimentaba el goce de compartir un esfuerzo grande de ambas. La abracé y le hice ver que ella es capaz, que sé que le cuesta manejar su hiper actividad, pero con disciplina y empeño vamos a ser mejores ambas. Esto porque, el estudio es una razón más para vivirnos.
Soy mamá, pero supongo que la vivencia es igual para los padres: si uno exige, pero no apoya, jode. Yo no volveré a exigir sin apoyar. Aprendido.
Por desgracia, esta semana comienza laboratorios y la otra exámenes y la siguiente actividades y y y yyyyyyy (ya no aguanto!) Quiero que llegué la vacación!
Urge un respiro y este post lo es. (y un abracito chiquilin de ixbá)
----
nota particular: ¡feliz cumple!

4 comentarios:

El Chiquilín dijo...

Muchas gracias. Me han caído hondo tus palabritas.

Ixquic* dijo...

ay, chiquilín .... es un respirito. Necesario además

Aldebarán dijo...

Bien, el descanso siempre es necesario, para reponer fuerzas, para reparar alguna lastimadura. Siempre con el objetivo final que es concluir la carrera.

Un abrazo para ambas.

Ixquic* dijo...

gracias querido Alde,

(ves que me cuesta ...pero voy! voy!)