Ir al contenido principal

Danza árabe, beneficios


Esta tarde hablaba con un amigo sobre los inconvenientes de bailar danza árabe en un país machista, en el que la actitud de una mujer en mostrar partes del cuerpo es una muy mala señal. Personalmente, pienso que este esquema de ver las cosas es mas ofensivo a los hombres que a las mujeres, aunque lo suframos por igual. ¿tan irracionales somos?
La danza oriental es milenaria ¿cinco mil años? mas o quizá un tanto menos, pero milenaria al fin. Sus orígenes inciertos están en Egipto, Grecia y la India, y el Norte de África principalmente. Pero están involucradas diferentes expresiones folclóricas y culturales. En el siglo IXX en Egipto habían dos tipos de bailarinas Gawazee y las Awalim.
Para el occidente, esta danza encontró su boom en los años treinta del siglo pasado cuando tuvo auge el Casino Badía en El Cairo, (de Badía Mansabny) y fue allí donde la industria del cine lo difundió. Fue asi como se cometió el error de difundir la idea que este es un baile previo al "acto sexual". Cosa que dista mucho de la realidad. Hay cantidad de estilos y en muchos esto no va ni por asomo!
También a partir de entonces (del siglo pasado) esta danza se ha desarrollado profesionalmente y se ha ido nutriendo de otras danzas: ballet, contemporáneo, jazz, flamenco. Y se ha dinamizado con la utilización de artículos de cuya originalidad nadie está seguro, pero que a nivel de espectáculo está justificado. En Egipto y Líbano hacen unos súper concursos en los que el maestro Zaza Hasán y Fifi Abdó han formado parte del jurado. Una cosa exigente en calidad.
La Danza es evolusión, en definitiva. y ahora se usan hasta unas alas de Isis, precisosas (¡yo ya logré comprar unas plateadas como la luna!), velas, espadas....
No obstante esa evolusión es imprescindible que las coreógrafas, estudiantes y bailarinas investiguen la "cuestión" para bailar con fundamento, para saber las fuentes y hasta donde llega el folclor y cómo justificar ésta o la otra técnica.
Por eso, el primer punto a tener claro es que esta danza no es sexual, eso pasa en la películas pero no en un espectáculo con gente profesional.
Usualmente, leo el blog de Nia de Sevilla. Maestra de danza oriental que comparte sus conocimientos en esta danza. y Cito y me baso en ella, en sus textos, para explicar algunas ventajas de bailar esta modalidad.
Las mujeres contamos con un "suelo pélvico". El aparato urinario, el reproductor y la parte más baja del digestivo están sentados encima de él (un grupo de músculos). No se trata de abdominales y no solemos utilizarlos o ejercitarlos, casi nunca en realidad. Y si ya sos mamá, este suelo está debilitado.
Algunos movimientos de danza del vientre ejercitan este conjunto de músculos:
La basculación de la pelvis: se trata de ese paso básico cuando con las rodillas dobladas (plié pies paralelo) tu pelvis va de adelante hacia atrás. Hoy Marta Sonia, la maestra en el Club árabe nos puso a caminar con los camellos inferiores ¡buen ejercicio! el cuerpo iba como péndulo y luego ondulando sumada una bonita contracción. ¡sudamos! Nía también señala que los círculos de cadera son idóneos para este trabajo. Movimiento que me encanta. Puede leer el artículo de ella cuyo vínculo está al final.
Hay otro punto importante que deseo reiterar: el vientre.
Escribí hace un tiempo un apunte que quería citar de nuevo. Las bailarinas deben tomar en cuenta que debe haber un trabajo de aceptación de la propia forma femenina. Al cuerpo todo y a la pancita.
La danza es el movimiento, la forma juega un papel pero ella no agota al baile. Vaya, lo diré simple: lo bonito no garantiza la danza. Mucho menos en este baile. Recuerde que las mujeres no tenemos el vientre plano, lo natural es tenerlo hacia adelante por el huequito natural que existe por la función reproductora.
En el famoso cuadro de la Maja Desnuda puede apreciarse esa naturalidad. Ud. es bonita tal como es. Bueno eso lo hablé en "Vientre y Danza" .
Ufa, cuanto hay por aprender!
leer a Nía aquí
----------------------
Invitaría a ver el blog de Escuela y Grupo, hay unos videos muy interesantes allí!: Zamira ´s

Comentarios

viajero ha dicho que…
Hola Ix,

Casualmente estoy con una pareja de libaneses, hablabamos de musica y les contaba que en latinoamerica se baila musica arabe, asi como aqui en el medio oriente se baila musica tropical.

Les mostraba tu blog, y les traduje este post, les parecio gracioso lo de la idea que es un baile previo al acto sexual, si asi fuera esta region estaria super poblada, dijeron a manera de broma. Ya te imaginas en Beirut todo mundo saliendo de los bares directo a la cama.

Para ellos bailar su musica es como para nosotros bailar algo propio, que se yo, cumbias, salsa, etc, es decir es natural, no parecen gringo tratando de bailar reggeaton, baila mejor un robot.

Si me hicieron ver la diferencia entre la musica del Levant (Palestina, Libano, Siria y Jordania) y la de Al Jazeera (Saudi, UAE, Qatar, Oman, Yemen, Bahrain). La de Al Jazeera es mas tribal, ocupa mas percusion y la de Levant es similar a la que he escuchado en los videos que has posteado.

Un abrazo!
Ixquic* ha dicho que…
Viajero, no sabés como te agradezco el comentario.

entre lo tropical y árabe, está la influencia africana, y qué bien!

me has hecho reir con lo de Beirut.

Se poco de la cultura árabe pero ciertamente, no le encuentro "lo sexual" y disfruto bailar como sucede con otras danzas.

no sabía eso de la música del Levant y Al jazeera. SAbés que es posible que lo que muestro acá es Levant porque mi Maestra tiene un estilo Libanés, su maestra es una mujer libanesa.

A mi me gusta mucho este estilo.

Mil gracias!!! y ojalà sigás visitando este lugar y saludos!

Entradas populares de este blog

¿Dejar de bailar?

¿Has pensado –por algún arranque, por saturación de actividades o falta de tiempo, por hastío o demotivación personal —dejar de bailar? ¡No lo hagas!, al cabo de un tiempo la extrañarás y te arrepentirás. Mi madre me llevó a un salón de danza a los 4 años y la asumí sin cuestionar, pero tomé la decisión de dejarla a los 13 o 14 años; aunque fue más un acto de convencimiento pleno y rebelde, lo lamenté muchísimo y me devolví. Desde ese acto consiente de amor por el movimiento no me han importado las circunstancias, es una actividad tan vital como respirar. He conocido a personas que se inscriben a las clases y manifiestan que la danza las llena o la ven como una gran pasión, publican todos los pensamientos virales sobre la danza en sus muros… y de pronto se retiran, especialmente, cuando no ven en ella una forma de dedicar su vida (vivir de y no vivir para). Esta es una decisión personal y respetable pues cada quien sabe lo mejor para sí. Pero también se, que cuando una ama la danza, nun…

Bellydance: entre lo puro y la creatividad

La Danza es considerada patrimonio “inmaterial” cultural de la humanidad, por la UNESCO, así las danzas originarias y folclóricas se van rescatando. En las danzas árabes (nótese el plural, pues en el mundo árabe actual hay al menos 22 países y nada es parejo) también existe una gran variedad de danzas folclóricas (muy distintas de las expresiones populares), que fueron estudiadas y adaptadas (nótese lo de adaptadas) para el “gran escenario” por Mahmoud Reda, con el apoyo del presidente panarabista Nasser. No obstante, como toda expresión humana es evolutiva. El bellydance, tal como lo ejecutamos hoy no es una danza folclórica, es una adaptación de ellas llevadas al espectáculo. Su desarrollo (en la contemporaneidad) se dio en Egipto, al final de la etapa colonial y pos colonial, pues esa danza era el atractivo para los foráneos europeos de esos países. Por esta razón, sufrió muchas influencias y transformaciones, mismas que no han parado hasta estos días. Aunque hay muchas característi…

El proceso de (re) conocerse en un espejo

Hasta hace 11 años más o menos—para mi— la indumentaria para bailar eran los leotardos, pues es con lo que se hace danza contemporánea o ballet. Cuando decidí tomar clases de bellydance para a convivir con mi hija, fue un choque cambiarlos por tops o camisas cortas que dejaran al descubierto el abdomen. De hecho, los primeros 6 meses usé leotardos, pues no había forma de que YO me los quitara, así como los calentadores en mis tobillos. Era un lunar en esa clase. No sé cuándo ni cómo fue, pero un día ya no usé más mis leotardos y enterizos. Aprendí a ver mi cuerpo desde otra perspectiva y gracias a los movimientos de cadera y las ondulaciones recapacité que no tendría otro chiste que mostrar el abdomen, aun cuando por detalle, había estrías producto de la concepción y nacimiento del amor de mi vida.  Entonces, pensé: me pela, no hay como bailar con el vientre al descubierto, me encantaba verme en el espejo (más que un acto narcisista creo que fue un momento de auto aceptación) y más aún …