Ir al contenido principal

La danza que bailo

Cuando la danza hace parte importante de tu vida, vos decidís ponerla por encima de otras cosas. Quizá en mi caso, está arriba de la vida social convencional (porque el ambiente dancístico se vuelve tu vida social). Siendo madre soltera y afortunada, tengo la ventaja de vivir entre dos polos: mis horas en la danza y mis horas con mi hija y nadie más. Mayor bendición resulta que mi hija sea mi compañera de danza, a veces mi mejor crítica.

A mi me gusta la danza en general, la disfruto toda como espectadora y en diferentes etapas de mi vida gocé ejecutando el ballet y la danza contemporánea. Ambas resultaron experiencias que marcan para toda la vida.

Pero desde hace dos años y medio, se me metió entre cejas bailar la danza árabe o danza del vientre. Me pegué a ella como abeja con la miel, para disfrutar cada movimiento. La música me cautiva y el lenguaje corporal redobla la producción de endorfinas. La persona que me enseñó, Zamira, además me ha dado la oportunidad de bailar para su grupo, me ha nombrado codirectora de su compañía y mis compañeras me han permitido hacer algunas coreografías grupales.

A pesar que este año me ha ido de palos por mi salud, si algo me mantiene el ánimo es la certeza de bailar --hasta con muletas--. Los domingos es el día que mas trabajo sola, estudio la música, videos. En cambio los sábados son pesados entre las clases y ensayos grupales, a veces, finaliza con presentaciones....que este año han sido muchísimas.

En este país la recepción de esta danza va en dos vías, una positiva y otra negativa. La positiva es que la gente busca la práctica de esta danza como una oferta más para su salud y cuido de apariencia física. Yo agrego, la mejora de la autoestima. Pues hay un montón que redescubren la belleza de su cuerpo practicando esta danza y prestando menos atención a prejuicios estúpidos.

Pero el lado negativo, es la falsa concepción del bellydance como un baile de seducción, lo que suscita una percepción maliciosa de una o expectativas que sólo están en la mente del o la idiótica que observa. La verdad, "el perreo" se practica en estos países sin que nadie se espante a pesar del contenido sexual explicito que conlleva.

Por eso me gusta cuando los shows de los que participo terminan como un fiestón, pues una se va con una sensación de mucho respeto y agrado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La canción del mar

Hoy en la revista dominical de La Prensa Gráfica se publica una edición especial de la nueva obra de la escritora Claudia Hernández, que se llama La Canción del Mar. Después de leer las mismas noticias de siempre, esto me compuso el corazón que ha andado desbaratado en estos días. Curiosamente, me moría por irme hoy a la playa, por ser mi último recurso de abstracción y alejarme de muchas cosas. Quería ver el mar, sentarme allí frente a él, bañarme los pensamientos y tenderlos al sol, después regresar.

No pude ir porque tengo muchas cosas que hacer, sin embargo esta lectura tuvo su efecto. Pensé que esta edición también estaría completa en internet, pero no. Lástima. Luego buscaré el libro, definitivamente, vale la pena.

Otra cosa que celebro es que las cosas se den de esta forma, es decir, que una escritora tan buena haga su trabajo y con calidad, para orgullo nuestro. Y luego, sea un periódico quién nos lo traslade (día domingo sin tanto apuro) y que eso haga que yo salga a buscar el…

My baby shot me down

“Es necesario, que el público sepa quien manchó esa ropa, y que la diosa de nuestros códigos recoja, horrorizada, la venda; se ciña nuevamente los ojos y alce muy alto su balanza.Entonces veremos de qué lado se inclina.....”(Carlos Dárdano)
Intro.

Este post lo publiqué hace doce años y surgió porque en esa época trabajaba en la UCA y dedicaba horas a husmear en la biblioteca (era un vicio) y con un compañero dimos “sin querer queriendo” con una publicación de un siglo atrás. Era una publicación personal pagada a la imprenta DUTRIZ HNos. y era una historia sobre un caso legal.
Mas que mi curiosidad jurídica, luego de litigar casos en defensa de los derechos de las mujeres, tuve la intuición que debía leer esa publicación. No cabe duda que nada cala tan hondo como leer historias verdaderas que demuestran realidades aún vigentes, pero este libro revelaba algo más: la violencia hacia las mujeres no está supeditada a determinada clase social. Doña Petrona se me pegó en la memoria y por eso …

Yallah Habibi

Esta canciòn me gustó desde que la escuché, la canta Feruza Jumaniyozova y es la primera vez la veo en YouTube. Se la pongo a mi hija a quien le gustò también, y pues: a bailar..



La letra es esta:

Yalla Habibi, yalla yalla habibi, nechun bugun kozlaring zabunli?So'nma jonim men bormanku, bolma azal tunlarga asiriYalla Habibi, yalla yalla habibi, nechun bugun hayoling hazonliTOnma jonim, men bormanku, bolma azal tunlarga asiri

Osmondagi oyman, Dengizdagi gulman nasib etgan havasli muhabbating menmanHayajoning bolsa, hayolingda nelar? Sarson bolma, haqiqiy vafodoring menmanOmon omon yor bolgin omon yor, Menga keraksan sog va bahtli holda

Omon omon yor bolgin omon yor, Menga avzalsan meni sevgan holdaYalla Habibi, yalla yalla habibi, zor hayoting bolsin oh mazmunliSenga shunday yor bolayin, yonimda bol betakror toleyliOsmondagi oyman, Dengizdagi gulman nasib etgan havasli muhabbating menman

Hayajoning bilsa, hayolingda nelar? Sarson bolma, haqiqiy vafodoring menmanOmon omon yor bolgin omo…