martes, 23 de diciembre de 2008

Cuando el vestuario te jode el baile...

Hoy (23) tuve una presentación de danza árabe, debía ejecutar una danza con bastón y pensé que era propicio utilizar un pantalón árabe (bombacho) que compré, está lleno de monedas y es negro con dorado. ¡por fin encontré una razón para estrenarlo!

Generalmente una usa ropa que conoce. Este pantalón me lo probé y de la cintura estaba segurísimo. Todo iba muy bien en el show, tomé mi bastón...mi canción comenzó y zaz! a bailar.

Pero desde que comencé me odié, el elástico inferior del pantalón era suficientemente ancho para bajar de mis talones y dejar de ser "bombacho" (al estilo "mi bella genio"). Al primer salto tenía el pantalón en mis talones, me deslizaba y estaba parada en las monedas que lleva al final. Me dolía un montón pero más me abatía dar un paso y caer. Tuve que hacer la canción así...pegada al piso y con la sonrrisa más fingida del mundo.

Tuve que haber probado el pantalón. Miro la foto como evidencia y me odio más, y me río...me sentí ridícula. ¡cólera!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Eso, la función debe continuar!
Mucho baile, salud y amor para el año próximo!


¡Y feliz Navidad!

Lear

Ixquic* dijo...

Ja ja...si, vos lo has dicho: el show debe continuar asi te pase lo que te pase. Pero no sabés como una se siente frustrada porque o es perfecto o es perfecto....ni modo, asi se crece.


¡feliz navidad! y un gran abrazo Lear