miércoles, 12 de marzo de 2008

Los mil y un óvulos



¿Cuántos óvulos me quedan?
me pregunté.
Mil!
me respondí

No importa cuantos. No creo que tenga hijos, Ixbà es el ovulazo de mi vida y ya está, dos mujeres más en este mundo, y solas. Avanzamos, creo yo. De mi respuesta debo calcular las mil y una menstruaciones a superar.

Mis pobres ovicitos, aferrados a mi vientre han aprendido a bailar. Lo sé, creo que hasta les gusta la percusión y los movimientos delineados. ¡soy su juego mecánico! bueno, los alboroto. En realidad lo entretengo, uno a uno se va de mi cada mes. Hasta entonces, merece un nombre.

Dadas las crisis existenciales del mes (y hoy), vos pequeño óvulo agonizánte que estas abandonándeme te llamarás bebè Rocamadour. ¿sabès porquè?
(preguntale a Horacio )

1 comentario:

Bolux dijo...

"óvicida"... pero que bueno que estes mas que contenta con vos y con tu orguyo que sin duda ella lo esta de vos...
cuidense mientras se tengan una a la otra...

:)