miércoles, 19 de septiembre de 2007

6 espejos billantes

Hoy descargué fotos y me encontré con éstas de mi hija. Las miré por un rato, todas están posadas y seguro lo hizo con el disparo automático de la cámara. Son seis, y aquí hay una obvia imitación que me conduce a pensar cosas. Hoy he comenzado a pensar cómo asumir la responsabilidad de madre, con esta linda niña que comienza a sufrir dolores de huesos, cambios de temperamento, ansiedades etc.

--Si Ixbá, dejate de dramatismo!

Por la mañana su pregunta era ¿y vos a qué edad tuviste novio? Ayer se puso una blusita ajustada de mi propiedad (aunque a ella le quedaba floja) y cuando le conviene es un pobre chiquitilina indefensa que necesita amor.

--asi quedese que le voy a quitar el polvo con un par de nalgadas! (mentiras....le duele cuando le doy un voto de silencio y censura)


La pared del foto la manchó ella, en la pared de su cama está manchada también, a sus cuatro años se le ocurrió dibujarse y dibujarme, con el tiempo comenzó a agregar a más y más gente. Su mayor queja ha sido mi falta de tiempo, luego agrega que de todas formas ella está en otras cosas y no tendría tiempo para mí. Prácticamente, las noches son para jugar los papeles que la vida nos dio y gustosas hemos aceptado. Así que

-- psssssssssssssssst, nena, ya no me des la espalda, dame un abrazo.

¿Alto? si así se hace con la irresponsabilidad. Aunque ya entendí que vos son ante todo una niña y así te exigiré (como quisiera que cambiáramos de lugar aunque sea un día).
Ella ha sido el único óvucito que logró madurar y en mi cuerpo encontró correspondencia para sobre vivir. Los demás, estuvieron con ella en mi cuerpo pero han tenido que morir, cada mes injustamente les hago responsables de mis desilusiones, de mi soledad y de mi decepción. He logrado darles sin embargo identidad, porque aunque parezca mentira se llevan una parte de mí y cuando lo pienso en eso, me siento plenamente identificada con la tragedia.



Si, niña. En poco tiempo eso te va a pasar, aunque te agaches, va a pasar. Podés hacer lo mismo que yo. Alguien me lo dijo y lo he corroborado: ¡una nace con un estimado de un millón de óvulos en los ovarios y se pierde unos 1.000 cada mes. de manera que al llegar a la pubertad sólo cuenta con 500.000.

Ya el destino me tenía prepara el camino --con todo la irritación y sencibilidad posible-- con: mario, alonzo, Ixbalanqué, maya, maría, ixquic, marco, marcos, josé, pablo, toñito, gabriel, oscar, guillermo, jorge, maciel, ariela, camila, josefa (¡la chepita!), aurelio, socrates, vicky, samia, marcel, tania, josué, augusto, natalia, mariyita, nala, lucy, dadiela, gaby, alejandro, isadora, rogelio, carliño, spinoza, ¡kant!, giovvani, weber, lucassss, tony, .......

Todos ellos alguna vez fuero ovicitos que maduraron felizmente pero murieron y ahora me entero que nacieron conmigo ¿cómo no los voy a querer? son en realidad 500,000 espejos brillantes.

2 comentarios:

EL ENMASCARADO dijo...

la imagen de los espejos es bella! y magica a la vez. Como una pintura aborigen australiana que estoy viendo hoy!

Eli dijo...

Esto de los ovucitos.. no lo había pensado así... pero en realidad mes a mes muere una parte de mí :`(

Eli