sábado, 25 de agosto de 2007

Un beso por fusil

08 - Luis Eduardo ...

Un beso por fusil, dice la canción de L.E. Auté y la recordaba hoy, mientras terminaba mi sábado lluvioso aquí (un Subway). ¡no se me ocurre otra manera! Un beso es la concreción de cosas buenas y aparentemente abstractas. Mi hija siempre me anda dando besitos para todo, o sea que soy una mamá bien armada!

Llovió tan fuerte y me ha gustado sentarme a ver llover en ese lugar; la sensación hace que me paralice, la lluvia me hipnotiza y me da paz. Luego ese encanto se rompió, la calle a San Antonio Abad (zona colegio Cristobal Colón) comenzó a llenarse de agua y eso ya me exigía una lancha para regresar a mi casa.

Me puse a leer los periódicos que no he leído, con lápiz en mano para señalar, subrayar, hacer círculos. Frente a mí había un hombre solo que me miraba chistoso (meque pues), ¿quién se pone a leer con tanto afán y a murmurar frases de cólera entre dientes?, yo lo disfruto igual, que él se aguante, pensé y sigo pensando cuando lo pienso de nuevo(yo me entiendo).

El día se fue rápido, amanecí sin hija y me fui a bailar --¡a ensayar!-- e hicimos ajustes en el trabajo de danza, simplemente debo volar (je je), bueno, debo saltar, estirar el cuerpo y tensarlo. Mis compañeros deben cargar. En uno de los intentos me aruñaron y me pellizcaron la pierna y un poco arriba. ¡soy de carne y duele! en fin, asunto superado.


Terminé a la 1 p.m. y en la tarde fui un rato a trabajar, no pude hacer lo que planeaba pero logré organizar cosas. Luego, me trasladé al Polideportivo en Merliot a visitar a mi hija, quien prefiere en estos días andar con primos y tía, que conmigo. Estaba feliz porque anduvo de ayudante de jueces deportivos colocando las notas de los gimnastas en lugares visibles. Y luego se regresó conmigo, la abuela la quería ver y yo quería ir al teatro a ver danza.

Me he sentido desarmada sin ella cerca. Definitivamente, los seres humanos somos así. Aunque estaba feliz por mi pan y soledad hoy por la noche sin los abrazos y besos de Ixbá no hubiese tenido fusil.

Pero no tienen que ser presenciales, a esa niña la he criado para ser independiente de mi, y yo me estoy autodisciplinando para entender que el amor es o no es, y es libre. Las mamás amamos cuanto sea necesario, pero sólo estamos de apoyo y hay que saber retirarse.

Ja! luego....ella me metió gol. Eso será otro post.



No hay comentarios: