martes, 3 de julio de 2007

Estirar las raíces


Con el revuelo que hay en este país y la dinámica política cualquiera se siente invadido. Uno mira las noticias y sólo toma algunas cosas, pues la mayoría lleva implícita una opinión o visión de la realidad, nada escondida. Hay cosas muy obvias y a estas alturas de la vida política del país es ofensivo que a uno le quieran ver la cara.
Por eso hoy no vi los noticieros por la noche. Me cansé. Mejor me dispuse a estirar el cuerpo e intentar posiciones de yoga y trabajar aberturas. Pero es imposible hacerlo en paz. Pensaba en un caso al que no le encuentro lógica, es como no hacer ejercicios y no sè como deprenderme de esas cosas.

Por eso me puse a pensar que vida sólo hay una y yo lo que tengo es una hija que amo mucho y ella debe soportar mi despiste y locuras, la pobre se hizo resistente desde la panza y algo conté aquí http://ixquic.blogspot.com/2006/12/una-madre-perdida.html, lo maravilloso se ser mamá y llevar un pez en el vientre: http://ixquic.blogspot.com/2007/05/mi-pez-y-mi-paz.html


Entonces me desprendí...

Estaba tirada en el suelo estirando las piernas cuando vi ese cuadro de Klimt que me encanta, por la ternura que refleja un beso, simple pero tierno.
Hay otros detalles en el cuadro: los colores y el diseño de las telas que cubren los cuerpos de ese hombre y esa mujer, la delicadeza reflejada en las manos, el rostro de ella.

Uno puede quedarse perdida viendo el detalle...

Como he bajado mi ritmo de ejercicios, y para no perder el trabajo de espalda estuve en eso. Algunos arcos y cambré, ondulaciones, etc.

Afortunamente la espalda siempre me ha respondido bien.

Luego me entró la pereza, o mas bien seguí pensando sobre ese caso.
Le sumé la lectura que hice a un documento de la época de la guerra, comencé una novela. Me terminó desanimando recordar que mañana debo seguir elaborando informes!

Lo que había conseguido relajando el cuerpo, la mente lo tensionó. Pero afortunadamente la niña de mis ojos me hizo masajes, los que terminan siempre en cosquillas.

Esa es mi raíz principal, si!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

De verdad, Ixquic,
es como si nos dejases
entrar a tu cuarto
y nos permitieses escuchar
tus palabras
mientras las escribes
en las frágiles págimas del aire.

Entrar a tu blog
ya es casi
como entrar
a la casa de un vecino.

Ixquic* dijo...

ok, bienvenido.

(Vecino)