martes, 26 de junio de 2007

Agridulce

Corroboro mis límites.
Si me pongo mal, estoy conmigo.
quizá no sea el mejor apoyo para mí,
el despiste no permite ofrecerme el mejor consejo, pero si una solidaria compañía.
Es difícil ser mamá, es difícil trabajar en aguas turbias a causa de la estupidez.
no miro nada en el espejo.
ah!

Estoy solo y no hay nadie en el espejo.

(J.L. Borges)

2 comentarios:

Aldebarán dijo...

¿Estás segura que no hay nadie en el espejo?

saludos

Ixquic* dijo...

bueno...me veo a mí y, como dicen, también asoman mis circunstancias.

Saludos,

:)