Ir al contenido principal

Humildad y trabajo



Hoy me caché una regañada como hacía tiempos alguien no lo hacía. La danza no es fácil, requiere de la posibilidad de sumar varias cosas, bueno, "recursos" y sortear las carencias, es decir, saber salir adelante con lo que se tiene y no se tiene. Allí esta la riqueza (aunque obvio, a penas lo acabo de entender)

Por una parte está el aspecto físico: lo visual y el entrenamiento. Para bailar se requiere de un cuerpo entrenado, que lleve las condiciones justas para bailar, pero especialmente para arriesgar e ir más allá cada vez que se baila. Este entrenamiento, no sólo implica fuerza y elasticidad. Se requiere de la técnica, de un "abc", del manejo de un lenguaje inequívoco para cualquier bailarín o bailarina. Es ese el lenguaje que un cuerpo utiliza para hacer lo que hace en un escenario. Y esto, requiere de mucho, muchisssssimo trabajo, físico y mental porque hay que abrir la inteligencia del cuerpo en dos sentidos: la parte motora y la parte sensorial (esto lo explicaba M. Rodezno en un foro de la III muestra de Danza Contemporánea de Grupos Independientes, agosto de 2006).

En otras palabras, antes de bailar hay que aprender a hablar, a saber, la técnica. Pero eso no es inmediato, llegar a tener ese dominio requiere de tiempo y mucho esfuerzo (tanto que en medio del dolor, que produce levantar una pierna que tiembla de debilidad y tensión, uno se pregunte ¿que carajo hago aquí?). Aún con esto, nada se ha logrado si no se pasa a otro nivel.

Allí, salen al encuentro los coreógrafos, quienes escriben frases con ese lenguaje y hacen obras artísticas. Eso es un reto, porque aunque la danza sea visual un creador no produce para el ojo, sino para la mente. Y lograrlo depende de quienes ejecutan y logran interpretar y transmitirlo.

Es difícil porque hay que prestar atención a toda esa sumatoria a la vez, a eso le agrego -en mi caso- mi existencia cotidiana: mi hija, mi otro trabajo (uggg!), mis lecturas, los blogs, etc. Claro, no las pongo como excusas puesto que quien asume trabajos debe hacerlo responsablemente.

Esta reflexión la hago, porque hoy en el ensayo con el grupo de danza me negaba a hacer lo que se me indicaba. Ni lo comprendía, ni me gustaba y hasta me estorbaba. A veces es el cansancio el que me vence. Tras la chamarriada, comencé a reflexionar, lo que aquí he escrito. Un esfuerzo como este requiere de disciplina, humildad (y dejarse conducir) y creer y aceptarse a si mismo (y agradezco a quien me insistió en este punto ;) ).
Amo mis recursos, con ellos trabajo, me defiendo y me expreso, aunque para entenderlo tenía que aguantar un par de chamarriadas.

Comentarios

Victor ha dicho que…
El problema es cuando uno ya se vuelve hábil en el área en que se está trabajando y se pierde esa capacidad de reconocer que uno no se sabe todo y que se es falible y que siempre hay algo que mejorar. Quien sabe porqué quienes se dedican a las artes cometen muchas veces éstos errores, en teoría los científicos deberíamos ser así también, pero hay muchos que llegan a una edad en que creen que sus ideas son palabra de Dios y eso es absurdo. Bien dicen por ahí que hay que ser como niños. Ello conlleva aguantar chamarriadas de vez en cuando.

Saludos bailarina luciérnaga.

Vic

P.D.: Luciérnaga por aquello que alumbrás las noches y llamás a la lluvia, que es vida.

[Pa que no digás que no inspirás "motáforas", aunque sea de un loco desconocido]
Angelinafree ha dicho que…
Solo quien es como un niño puede entrar al reino de Dios...Es cierto. Aunque el espiritu la carne es debil, ahora que estamos de Vacaciones en la END, quise hacer ejercicio aqui en mi casa pero no se que comí algo malo me dio una...me mandó a la cama todos estos dias. Adios entrenamiento y dieta. A mi edad si me descuido, la pago caro despues. T me ha dado tanta rabia, rabia que me tragué claro,ni modo!!! Pero no te imaginas como tus palabras me dan consuelo y me hacen reflexionar sobre la HUMILDAD y la paciencia que tengo que tener conmigo misma...Despacito.

Para aprendera correr hay que aprender a Gatear, como los tiernos.
Angelinafree ha dicho que…
Jajaja, me comí una palabra en el post anterior. Quise decir: "Aunque el espiritu esta dispuesto, la carne es debil". Primero Dios si mañana me siento mejor, haré un poquito de aerobicos...A la playa? solo me quedaré con las ganas de ir...No hay (ya sabes que!). Que descanses y disfrutes con tu niña.
Ixquic* ha dicho que…
Victor, agradable visita. Me gusta que vengas a mojar tus piés por este mar y que linda metáfora....

Angelinna..

que sigás mejor... no hay cuerpo sin espíritu...

saludos!

Entradas populares de este blog

La canción del mar

Hoy en la revista dominical de La Prensa Gráfica se publica una edición especial de la nueva obra de la escritora Claudia Hernández, que se llama La Canción del Mar. Después de leer las mismas noticias de siempre, esto me compuso el corazón que ha andado desbaratado en estos días. Curiosamente, me moría por irme hoy a la playa, por ser mi último recurso de abstracción y alejarme de muchas cosas. Quería ver el mar, sentarme allí frente a él, bañarme los pensamientos y tenderlos al sol, después regresar.

No pude ir porque tengo muchas cosas que hacer, sin embargo esta lectura tuvo su efecto. Pensé que esta edición también estaría completa en internet, pero no. Lástima. Luego buscaré el libro, definitivamente, vale la pena.

Otra cosa que celebro es que las cosas se den de esta forma, es decir, que una escritora tan buena haga su trabajo y con calidad, para orgullo nuestro. Y luego, sea un periódico quién nos lo traslade (día domingo sin tanto apuro) y que eso haga que yo salga a buscar el…

My baby shot me down

“Es necesario, que el público sepa quien manchó esa ropa, y que la diosa de nuestros códigos recoja, horrorizada, la venda; se ciña nuevamente los ojos y alce muy alto su balanza.Entonces veremos de qué lado se inclina.....”(Carlos Dárdano)
Intro.

Este post lo publiqué hace doce años y surgió porque en esa época trabajaba en la UCA y dedicaba horas a husmear en la biblioteca (era un vicio) y con un compañero dimos “sin querer queriendo” con una publicación de un siglo atrás. Era una publicación personal pagada a la imprenta DUTRIZ HNos. y era una historia sobre un caso legal.
Mas que mi curiosidad jurídica, luego de litigar casos en defensa de los derechos de las mujeres, tuve la intuición que debía leer esa publicación. No cabe duda que nada cala tan hondo como leer historias verdaderas que demuestran realidades aún vigentes, pero este libro revelaba algo más: la violencia hacia las mujeres no está supeditada a determinada clase social. Doña Petrona se me pegó en la memoria y por eso …

Regalos para mi hija

Salí ahí no más de las fronteras y mi hija me dijo: "traeme algo por favor". Me llamó al celular para recordar y e dijo que quería un caderín árabe ... ¿? Le aclaré que eso no se vende así..por ahí. Entonces me dijo "vaya pues, una artesanía traeme, pero traeme algo".

Entonces le compré estas estelas femeninas (mayas), una está pariendo y la otra amamantando.

Estaba ansiosa cuando las entregué, las miró y me dijo que gracias, pero definitivamente yo soy una mamá muy rara. Nos miramos serias y no dio un ataque de risa, me dijo que de verdad estoy loca. Le impresiona la que está pariendo. Y luego ya en serio, le decía como hay en todo un culto a la fertilidad y a la maternidad, danza árabe incluida.

Que bueno que seamos mujeres y nos encontremos con estas estelas.