Ir al contenido principal

Kayra: excelente bailarina





"Kayra es el nombre artístico de Paula Álvarez. (...) Desde los 11 años de edad comenzó a aprender Danza Folklórica Argentina, atraída principalmente por la percusión autóctona, y continuando luego a través de los años con diversas disciplinas físicas como Aerobics de Competición, Gimnasia Deportiva e incluso Artes Marciales. (...)

Comenzó la práctica de la Danza Oriental en Buenos Aires de la mano de una de las primeras bailarinas reconocidas en aquel país: la Beduina Sarat, figura que se formara a su vez con el Maestro argentino-libanés Amir Thaleb. Más tarde, continuó su aprendizaje con la bailarina Mahir, hermana de Sarat y La Princesa Maiada. Hacia el año 2002 Kayra viaja a Málaga, España, donde queda totalmente maravillada por la belleza de las expresiones culturales del legado árabe en la zona (Andalucía), tanto en la música como en la danza, en la arquitectura y en ciertas prácticas sociales. Apenas recién llegada inicia sus clases de Danza Oriental con Mor Abohav (Nabila) quien previamente se perfeccionara con Zaza Hassan y Horacio y Beata Cifuentes en Berlín, entre otros. Kayra conoció a través de la profesora Nabila (que es oriunda de Medio Oriente), la delicadeza de formas y el profundo significado de la danza egipcia.


Unos meses después de su arribo, y atendiendo a insistentes pedidos, Kayra inició una nueva etapa en su camino de la Danza: por un lado, comenzó a dar clases y por otro, a realizar shows. Actualmente Kayra da clases de nivel inicial , medio y avanzado en 3 centros distintos de Málaga (Fuengirola, Benalmádena y Mijas Costa) y hasta el día de hoy ya ha realizado exitosas actuaciones en renombrados sitios de la zona (...) Además continúa perfeccionando su danza en diversos cursos y seminarios específicos."
tomado de este blog

***

me gusta: su postura y la ejecusión limpia y técnica. Cuando alguien baila así se ve ¡grandisima! hay gente que baila bien, pero sus ejecusiones son muy atropelladas, y eso no me gusta (incluída yo...por supuesto). Hay que poner atención a sus brazos, ningún descuido a pesar que no los matiene fijos llevan armonía con la cabeza y su mirada. Una maestra decía que al subir al escenario dejas de ser "cosita" y te convertis en diva....esta mujer es una diva!

Hay en el Youtube otro video de danza con dagas, un drum y un saidi. La verdad es buena en todo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Dejar de bailar?

¿Has pensado –por algún arranque, por saturación de actividades o falta de tiempo, por hastío o demotivación personal —dejar de bailar? ¡No lo hagas!, al cabo de un tiempo la extrañarás y te arrepentirás. Mi madre me llevó a un salón de danza a los 4 años y la asumí sin cuestionar, pero tomé la decisión de dejarla a los 13 o 14 años; aunque fue más un acto de convencimiento pleno y rebelde, lo lamenté muchísimo y me devolví. Desde ese acto consiente de amor por el movimiento no me han importado las circunstancias, es una actividad tan vital como respirar. He conocido a personas que se inscriben a las clases y manifiestan que la danza las llena o la ven como una gran pasión, publican todos los pensamientos virales sobre la danza en sus muros… y de pronto se retiran, especialmente, cuando no ven en ella una forma de dedicar su vida (vivir de y no vivir para). Esta es una decisión personal y respetable pues cada quien sabe lo mejor para sí. Pero también se, que cuando una ama la danza, nun…

Bellydance: entre lo puro y la creatividad

La Danza es considerada patrimonio “inmaterial” cultural de la humanidad, por la UNESCO, así las danzas originarias y folclóricas se van rescatando. En las danzas árabes (nótese el plural, pues en el mundo árabe actual hay al menos 22 países y nada es parejo) también existe una gran variedad de danzas folclóricas (muy distintas de las expresiones populares), que fueron estudiadas y adaptadas (nótese lo de adaptadas) para el “gran escenario” por Mahmoud Reda, con el apoyo del presidente panarabista Nasser. No obstante, como toda expresión humana es evolutiva. El bellydance, tal como lo ejecutamos hoy no es una danza folclórica, es una adaptación de ellas llevadas al espectáculo. Su desarrollo (en la contemporaneidad) se dio en Egipto, al final de la etapa colonial y pos colonial, pues esa danza era el atractivo para los foráneos europeos de esos países. Por esta razón, sufrió muchas influencias y transformaciones, mismas que no han parado hasta estos días. Aunque hay muchas característi…

El proceso de (re) conocerse en un espejo

Hasta hace 11 años más o menos—para mi— la indumentaria para bailar eran los leotardos, pues es con lo que se hace danza contemporánea o ballet. Cuando decidí tomar clases de bellydance para a convivir con mi hija, fue un choque cambiarlos por tops o camisas cortas que dejaran al descubierto el abdomen. De hecho, los primeros 6 meses usé leotardos, pues no había forma de que YO me los quitara, así como los calentadores en mis tobillos. Era un lunar en esa clase. No sé cuándo ni cómo fue, pero un día ya no usé más mis leotardos y enterizos. Aprendí a ver mi cuerpo desde otra perspectiva y gracias a los movimientos de cadera y las ondulaciones recapacité que no tendría otro chiste que mostrar el abdomen, aun cuando por detalle, había estrías producto de la concepción y nacimiento del amor de mi vida.  Entonces, pensé: me pela, no hay como bailar con el vientre al descubierto, me encantaba verme en el espejo (más que un acto narcisista creo que fue un momento de auto aceptación) y más aún …