jueves, 29 de mayo de 2008

Un respiro

Mañana salgo de esta ciudad, ya me hace falta. Lo malo es que escogí un mal día pues hay una tormenta que vuelve peligroso los caminos. Voy a trabajar con jóvenes, ha hablar de políticas públicas. Mas que enseñar yo, de ellos aprenderé, siempre me pasa eso.
Eso equivale a respirar.
y mas tarde a bailar!

No hay comentarios: