lunes, 24 de marzo de 2008

¿Cambiar?


"¿Cambiar?
Cuando lo hagan las colinas"
(Emily Dickinson )
------------
Si, la terquedad es un defecto. Pero la vida da sorpresas y las "colinas" también cambian o te guiñan el ojo para que una lo haga.
Además mis ovucitos me ayudan a sacar el estrés una vez al mes cuando a uno de ellos se les ocurre morirse, entonces aprovecho y le bautizo cuando agoniza y luego lloro, hago duelo y ya está. ésta chiquitona --aún vivita-- se llamará Emilia.

1 comentario:

Carlos Abrego dijo...

No, no cambiés. De todos modos tenés una predecesora genial... en los bautismos.