sábado, 2 de febrero de 2008

Regresan los sàbados

Hace meses deje una rutina que llevaba años de seguir, me refiero al trabajo en la danza contemporánea. Antes posteaba sobre lo que implicaba cada ensayo semanal: lidiar con los clavos en la duela, aprender a volar para que mis compañeros me carguen (yo divina pues!) lo que a la larga medejaba moreteada, con las rodillas gastadas. En la UES, hay un espacio en el que a veces colaboro. Hacemos clase, y luego bailamos. Me encontré con la gente del taller, y vaya! como han mejorado. A mi me alegra 1. que la gente sea constante 2. que esten dispuestos a los vaivenes de la danza 3. que trabajen, pues nadie baila por uno.
Es duro este trabajo del cuerpo, especialmente cuando no tomo clases o ensayos diarios y la fuerza muscular a nadie le llega por magia, uno la adquiere por constancia (dolor y resistencia) y disciplina. De la tècnica ¡ni hablar!

Haga algo por comprenderme. pàrece y doble sus rodillas (de preferencia con los talones abiertos, sin sacar la cola, ni la pansa, ni los pechos...nada.) Una tabla humana, muy equlibrada. Eso es un pliè. Suba y baje 2 veces 16 cuentas, y luego aguante otras 16 sin subir. Además de sudar, su cuerpo tiembla, las piernas se le duermen y los mùsculos no grintan porque no tienen voz. En un bailarin o bailarina esto no pasa, con este ejercicio, pero si con otros de su nivel. Eso se llama DOLOR, pero no es cualquiera. Cuando lo experimento y logro superar, se que he avanzado, que mi cuerpo logró mejorar.

Es una responsabilidad extra, asumir compromisos allí y con un grupo independiente. Pero es un trabajo que una no se lo piensa dos veces. Y la verdad, despues del tiempo pasado reconozco que me ha hecho tanta falta.

Hoy llegué tarde, pero hice trabajo de centro: pasé, developé y mucha resistencia con piernas (fuerza y equilibrio). Mañana....seguro despertarè y gritarè: Ixbaaaaaaaaaaaaaa, hija ayudame a bajar! no aguanto mis piernas! ayyyyyyyyyyy (me ha pasado, cada vez que inicio clases de danza).


Ciertamente, me siento mejor. Vine a la casa a devorar la comida, me gusta comer con hambre (que bien que haya recuperado eso!). Estoy refrendando mi disposición por reir, como seguro lo hace todo el mundo. No me importa que en la vida algunas cosas vayan bien y otras mal. Uno hace lo que puede, y la posibilidad de bailar es mi recompensa.


video

Por otra parte, ayer la Escuela y el Grupo de Danza Zamira`s se presentaron en Olivos Café. Ixbá y su prima bailaron. Estaban contentas las dos condenadas. Para variar, llegué a recogerlas tarde y a penas las vestí y arreglé, ahh y las regañé. Mi hija bailó un flamenco árabe (aunque sabe que debe trabajar más, y con su mamà) y mi sobrina un drum solo. Me gustó mucho la velada. La Maestra tenía cara de orgullo al ver el progreso logrado por las integrantes y a las alumnas ---yo no bailé :( ----

al final le pedí a la niña que me mostrara los pies de diva bailarina que tiene y uggggggggggg. Bueno, eso es una realidad: la danza árabe se baila descalza generalmente, pero hay quienes usan tacones (a mi me gustaría). La foto muestra, gajes del oficio.

6 comentarios:

Angelinafree dijo...

Hola Ixquic, que pinsas de la recien creada COMPAÑIA NACIONAL DE DANZA y del Proyecto Danza joven de la END???

Al parecer, nadie tiene una opinion o callan?
que ha pasado con los grupos independientes???

Porfavor, tu que conoces y sabes, dame tu opinion

Saludos y Gracias

Carlos Trio dijo...

Me alegra cuando usted habla de cuánto la satisface bailar :D... [yo para bailar soy tiezo jijiji, pero eso es solo un dato curioso jejeje] siga adelante haciendo lo que le encanta ;) saludos

Ixquic* dijo...

Carlos, pues si!ya me estoy normalizando.

bahhh nadie es tiezo!

saludos también

Ixquic* dijo...

Hola Angelina,

Me has hecho esta pregunta en un par de ocasiones y te he respondido.

Claro no te he dicho lo que quizá quisieras escuchar. Se que se creó la Compañía y leí, los nombres de sus integrantes.

Los países generalmente tienen una compañía y éste no la tenía. Ahora con la que tenemos, el hecho es positivo desde la perspectiva de la proyección de la Danza Contemporánea en El SAlVADOR, aunque no sé si salvadoreña, pues su desarrollo es discutible, pero a veces, invisibilizado. Y ese es un punto muy importante.

No conozco el proyecto Danza Joven, no puedo opinar, ya no voy a la END, quizá desde hace un par de años. Voy como madre de familia, pero eso es otro rollo.

No tengo idea de tu aseveración "nadie tiene una opinión o callan".

te diré, hay cosas en la vida que se juzgan por productos y no he visto ninguna puesta en escena de la Cia. Seguro, habrá un grato momento para eso ¿no crees?

¿qué pasa con los grupos? no lo sé, yo he andado como hormiguita en muchas cosas y hasta ayer me reintegrè al mío. Y allí estàn las Humanun trabajando, Mario Salazar, ...los Solos por Hoy...cada cual en lo suyo, supongo.

Puedo hablar de expectativas:

1. siempre me parecerá que lo más valioso es invertir en bailarines jóvenes.

2. El Salvador, su política cultural a través de la danza y proyectada en una compañía tiene en sus espaldas un reto fuerte: no sólo excelencia técnica y profesional, también la construcción de identidad, creatividad artística desde "lo propio".

3. Me parece que la Escuela, va apuntando mas a la calidad que a la cantidad. Lo que me parece positivo, siempre que el Estado (CONCULTURA, ALCALDÏAS, MINED) asuman la masificación.

Ojalá, te vea en alguna presentación e intercambiemos puntos de vista. Pero insisto no se puede juzgar sin que se tenga la oportunidad de mostrar aciertos y desaciertos.

Anónimo dijo...

Es mucho más sano que esté descalza a que use tacones.

Basta con mirar el cambio de ánimo de las niñas cuando se descalzan, a ellas les gusta mucho más y se sienten más naturales.

Por qué usar tacones?

Ixquic* dijo...

si es mas sano, Ud. tiene razón y hay bailes que deben hacerse con tacón y otros que no. en la danza árabe en algunos casos, como las libanesas, las egipcias bailan descalzas.

sldls.