viernes, 1 de febrero de 2008

Cuando la vida es una locura

Me enfermo, me deprimo y me paralizo.

Ando al ras del suelo, sin energìas, sin bailar, viendo de lejos a Ixbà. Muchas cosas salen mal y yo aguanto, aguanto aguanto aguanto aguanto aguanto aguanto...hasta que el agua con sal se me sale del ojo y me siento mejor. Un tanto liberada.

Lo malo es que quedo mal con medio mundo (que me conoce).

lo bueno, es que la vida està hecha para vivirla y no para llorarla. Aunque sea una locura, reconozco que es lo que me empuja y me hace sentir feliz, pues tengo trabajo y creo en lo que hago. Tengo una hija y creo en la mujercita que ella es, porque --como dijo una bailarina hoy-- bailar es transformarse.

Bien, mañana comienzo a bailar de nuevo! quería postear varias cosas ...pero tengo sueño y debo guardar energìas.

:)




3 comentarios:

Carlos Abrego dijo...

Ixquic*:

kARROLL dijo...

Definitivamente la vida es una locura, que bien vale la pena vivir, hasta en los peores momentos, hay cosas interesntes que debemos apreciar, solo tenemos que saber vivirla!!
no lo crees asi???

Ixquic* dijo...

si, los peores momentos son los que te empujan en realidad. Uno se supera asi mismo en eso.

si, sin arrebetao uno debe pensar y saber como vivirla,

un abrazo Karroll