Ir al contenido principal

Nanas de las cebollas

Se trata de un poema de Miguel Hernández, que Joan Manuel Serrat musicalizó. Hernández hizo y dedicó a su hijo el poema luego de recibir una carta de su mujer, en la que le decía que no comía más que pan: y cebolla.

Get this widget Track details eSnips Social DNA

Es belleza

Hoy en un semáforo, vi a una mujer con un bebé recien nacido pidiendo dinero, en plena calle. Era chiquito y frágil, creo que tendría un mes. Ella lo amamantaba, y él ni cuenta se da de su entorno. Como decía Hernández en el poema: "vuela niño en la doble luna del pecho: él, triste de cebolla, tú, satisfecho. No te derrumbes. No sepas lo que pasa ni lo que ocurre"

Mi niña, pensé. Es que el tiempo ha volado. Cuando ella nació ni me pasaba por la cabeza que la tenía que amamantar! La hice llegar al mundo en un hospital público (Maternidad) por convicciones o razones que ahora no tienen razón de aflorar. Luego de despertar, con ella al lado, leí un retrero sobre la lactancia materna.

¿? uy! recordé que para eso tenía pechos y que no sólo se trataba de prestar un vientre y pasar un transe con ellos. Al menos los seis meses siguientes, son para alimentar esa nueva existencia.

Mi niña, se prendió más de un año. y así estuve, produciendo alimento. Increíble es el cuerpo femenino. Por eso me maravillaba hoy al ver esa mujer, en medio de la pobreza, su cuerpo es el alimento de su niñito, esa luna doble del pecho.

el poema siempre me conmovió
(y por Serrat siempre me he derretido)

Comentarios

Goathemala ha dicho que…
Siento lo mismo que tú por el poema y la canción. Me imagino la desesperación en la cárcel del poeta al recibir la noticia de cómo se alimentaba su niño.

...y a pesar de ello: hacer algo tan bello...

Saludos.
Carlos Abrego ha dicho que…
Ixquic*:

El poema, es cierto, es uno de los más bellos de Miguel Hernández. Y vuelto canción por Serrat lo he escuchado una infinidad de veces.

Pero lo que nos contás: esa madre en la calle, en una esquina, amamantando a su hijo o hija, me sigue indignando. Lo vi una vez, en Santa Ana, a la puerta de un hotel, tenía entonces tal vez once años. Desde entonces guardo la imagen grabada y muy viva mi indignación.

Una vez referí esto y me acusaron de miserabilismo. Pero eso no es, no ha sido una visión, una aparecida. Esa mujer es real, esa que viste. Vos no te la has inventado y al cuadro que hacés de la escena no le ponés más colores oscuros que los que ya tiene.

Se me parte el corazón y me recuerdo en algún banco de El Calvario, en largas disputas con el Eterno. "No le toca a El arreglar estas cosas", me dijo, un cura. Y agregó que buscara en mí la solución. Tal vez parte de la solución esté en mí, no lo niego. Pero fuera de mí hay cosas que tienen que ver con esto con mayor peso y mayor fuerza. ¿Qué hacer?

Entradas populares de este blog

La canción del mar

Hoy en la revista dominical de La Prensa Gráfica se publica una edición especial de la nueva obra de la escritora Claudia Hernández, que se llama La Canción del Mar. Después de leer las mismas noticias de siempre, esto me compuso el corazón que ha andado desbaratado en estos días. Curiosamente, me moría por irme hoy a la playa, por ser mi último recurso de abstracción y alejarme de muchas cosas. Quería ver el mar, sentarme allí frente a él, bañarme los pensamientos y tenderlos al sol, después regresar.

No pude ir porque tengo muchas cosas que hacer, sin embargo esta lectura tuvo su efecto. Pensé que esta edición también estaría completa en internet, pero no. Lástima. Luego buscaré el libro, definitivamente, vale la pena.

Otra cosa que celebro es que las cosas se den de esta forma, es decir, que una escritora tan buena haga su trabajo y con calidad, para orgullo nuestro. Y luego, sea un periódico quién nos lo traslade (día domingo sin tanto apuro) y que eso haga que yo salga a buscar el…

My baby shot me down

“Es necesario, que el público sepa quien manchó esa ropa, y que la diosa de nuestros códigos recoja, horrorizada, la venda; se ciña nuevamente los ojos y alce muy alto su balanza.Entonces veremos de qué lado se inclina.....”(Carlos Dárdano)
Intro.

Este post lo publiqué hace doce años y surgió porque en esa época trabajaba en la UCA y dedicaba horas a husmear en la biblioteca (era un vicio) y con un compañero dimos “sin querer queriendo” con una publicación de un siglo atrás. Era una publicación personal pagada a la imprenta DUTRIZ HNos. y era una historia sobre un caso legal.
Mas que mi curiosidad jurídica, luego de litigar casos en defensa de los derechos de las mujeres, tuve la intuición que debía leer esa publicación. No cabe duda que nada cala tan hondo como leer historias verdaderas que demuestran realidades aún vigentes, pero este libro revelaba algo más: la violencia hacia las mujeres no está supeditada a determinada clase social. Doña Petrona se me pegó en la memoria y por eso …

Yallah Habibi

Esta canciòn me gustó desde que la escuché, la canta Feruza Jumaniyozova y es la primera vez la veo en YouTube. Se la pongo a mi hija a quien le gustò también, y pues: a bailar..



La letra es esta:

Yalla Habibi, yalla yalla habibi, nechun bugun kozlaring zabunli?So'nma jonim men bormanku, bolma azal tunlarga asiriYalla Habibi, yalla yalla habibi, nechun bugun hayoling hazonliTOnma jonim, men bormanku, bolma azal tunlarga asiri

Osmondagi oyman, Dengizdagi gulman nasib etgan havasli muhabbating menmanHayajoning bolsa, hayolingda nelar? Sarson bolma, haqiqiy vafodoring menmanOmon omon yor bolgin omon yor, Menga keraksan sog va bahtli holda

Omon omon yor bolgin omon yor, Menga avzalsan meni sevgan holdaYalla Habibi, yalla yalla habibi, zor hayoting bolsin oh mazmunliSenga shunday yor bolayin, yonimda bol betakror toleyliOsmondagi oyman, Dengizdagi gulman nasib etgan havasli muhabbating menman

Hayajoning bilsa, hayolingda nelar? Sarson bolma, haqiqiy vafodoring menmanOmon omon yor bolgin omo…