lunes, 29 de octubre de 2007

niña linda

El sábado la chiquitina tuvo una prueba escénica de la Escuela Nacional de Danza (END) y me levantó de la cama de un solo brinco para peinarla y maquillarla, arreglarla, pues según ella le tocaba interpretar a una muñeca. Quise pintarla como tal y me pidió que le hiciera los ojos de otra forma --pleito-- pero cedí (ella parece más hija de Cher, que mía).

El evento se realizó en la ciudadela Don Bosco en un Gimnasio grandísimo. Me causó gracia y hasta satisfacción y lo digo como madre de familia. Generalmente, esto se hace en el Teatro Presidente. Y es para mí de lo más incómodo.

Los padres y madres de familia somos irracionales cuando de admirar a nuestros hijos se trata. Queremos sacar foto, video, estar en la primera fila y que toda la parentela esté junta. Llevamos comida como si de un picnic butaquero se tratara. Y ese afán, tapamos a otros, quitamos asientos, nos insultamos, no dejamos que otros disfruten también a sus hijos.

Personalmente, y si no fuese por el amor a Ixbá, yo no entrara a un teatro así. Una vez casi me aplastan haciendo una fila. La END nunca daba "sala" y estábamos afuera esperando y cuando abren casi me matan!

¿de qué se trata? esto es un proceso de aprendizaje cultural, no sólo para las chiquitas..lo es para los padres y madres también. Uno debe darse la oportunidad de aprender con los hijos.

Pues el sábado, ese gimnasio era tan grande que para ver a los niños bailar uno tenía que tener un telescopio je je je y era prohibido acercarse al proscenio (tarima, digamos). Esta foto de abajo la hice con el super zoom de mi cámara. Aun de lejos, yo si aprecié a mi hija y estaba feliz de ver a los de siempre ..allí sensatos, viendo desde lejitos también.

2 comentarios:

Soy Salvadoreño dijo...

Me cae mal que maquillen a las niñas!!!
Eh, este, perdon por el exabrupto, solamente eso queria decir.

Saludos y felicitaciones a Ixba y a su mamá ixquic... :(

Ixquic* dijo...

Lo sé, ya me lo has dicho. Cuando hice el post pensé ya vendrá SS y cabal!

pero que te puedo decir. Yo me maquillo, ella no, a menos que tenga que bailar.

Sabés, ella se maravilla con el maquillaje de fantasía, se disfraza de medio mundo.

ya le he dicho que la gracia de una niña bailarina no está el maquillaje, pero es que no pierde la oportunidad.

Saludos a vos!