Ir al contenido principal

Ishg




Ishq-.mp3

Ishg!!

Los lunes disfruto mucho ir a la clase de danza de vientre, es como asistir a la propia confirmación, como reiterar votos a algo. Creo que no me quedará ya mucho espacio para estos blogs o a lo mejor encuentro forma de disciplinar me, pero me resulta cansado aunque necesario.

Ishg!

Mi hija lleva ratos presionándome por un bebé y nunca me había puesto pensar que más que un bebé, lo que desea es más atención y compañía de mi parte. En eso hemos estado y su papá apareció con un bebé....je...lindo! Nos lo llevó a la casa, también llevó a presentar a su novia y estuvimos platicando y tomándonos fotos y comiendo. Ixbá estaba anonadada por tener un hermano bebé, estaba loca de alegría.

La pasamos bien, sólo me susurró al oído: esta vez te has salvado! yo me reí, porque tanto que me molestó por un bebé y le cayó del cielo. ¿a que niña le sucede eso? Solo espero que me deje de presionar.

Ishg!

Mañana le hacen una reposición de su exámen de matemática. Tuve que haber estudiado con ella pero por razones ajenas a mi, la semana pasada no pude, no tuve el tiempo para estudiar. Una amiga de mi mamá que es de mi edad me ayudó con Ixbá. Se trata de una mujer que sufre mucha violencia de su marido, tiene cuatro niños y es ama de casa. Ella tiene toda la paciencia del mundo con los chiquitos y le gusta estudiar con mi hija, siempre me la pide. La conocí hace un par de años, cuando mi mamá me la llevó para que hablara con ella por lo que sucedía con su esposo.

Ella me contó, pero estaba fuera de sí y no comprendía porqué él era así. Entendí yo que de nada servía explicarle la ley, a ella eso no le interesaba. Buscaba respuestas sentimentales. Como sea, estuvo llorando todo el día y había dejado en casa a sus hijos. Portaba un celular y ella no sabía como usarlo. Llegó por la mañana y se fue noche, la dejé llorar el día completo y le ofrecí el espacio para decir lo que quisiera. Cuando el esposo llegó me miró con cara de "vas a ver abogada feminista". En realidad nada le dije, más bien él advirtió mi mirada de reproche.

El asunto, no pasó a más, digo en términos visibles. Ahora a esta mujer le debo la atención que le da a mi hija, cosa que no puedo hacer yo porque trabajo.

Comentarios

Aldebarán ha dicho que…
Suerte a Ixbá con su examen.
Eli ha dicho que…
El problema de toda mujer que trabaja, sobre todo siendo soltera... y en período de examenes de los hijos, y de colmo.. de matemáticas!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Eli

Entradas populares de este blog

¿Dejar de bailar?

¿Has pensado –por algún arranque, por saturación de actividades o falta de tiempo, por hastío o demotivación personal —dejar de bailar? ¡No lo hagas!, al cabo de un tiempo la extrañarás y te arrepentirás. Mi madre me llevó a un salón de danza a los 4 años y la asumí sin cuestionar, pero tomé la decisión de dejarla a los 13 o 14 años; aunque fue más un acto de convencimiento pleno y rebelde, lo lamenté muchísimo y me devolví. Desde ese acto consiente de amor por el movimiento no me han importado las circunstancias, es una actividad tan vital como respirar. He conocido a personas que se inscriben a las clases y manifiestan que la danza las llena o la ven como una gran pasión, publican todos los pensamientos virales sobre la danza en sus muros… y de pronto se retiran, especialmente, cuando no ven en ella una forma de dedicar su vida (vivir de y no vivir para). Esta es una decisión personal y respetable pues cada quien sabe lo mejor para sí. Pero también se, que cuando una ama la danza, nun…

Bellydance: entre lo puro y la creatividad

La Danza es considerada patrimonio “inmaterial” cultural de la humanidad, por la UNESCO, así las danzas originarias y folclóricas se van rescatando. En las danzas árabes (nótese el plural, pues en el mundo árabe actual hay al menos 22 países y nada es parejo) también existe una gran variedad de danzas folclóricas (muy distintas de las expresiones populares), que fueron estudiadas y adaptadas (nótese lo de adaptadas) para el “gran escenario” por Mahmoud Reda, con el apoyo del presidente panarabista Nasser. No obstante, como toda expresión humana es evolutiva. El bellydance, tal como lo ejecutamos hoy no es una danza folclórica, es una adaptación de ellas llevadas al espectáculo. Su desarrollo (en la contemporaneidad) se dio en Egipto, al final de la etapa colonial y pos colonial, pues esa danza era el atractivo para los foráneos europeos de esos países. Por esta razón, sufrió muchas influencias y transformaciones, mismas que no han parado hasta estos días. Aunque hay muchas característi…

El proceso de (re) conocerse en un espejo

Hasta hace 11 años más o menos—para mi— la indumentaria para bailar eran los leotardos, pues es con lo que se hace danza contemporánea o ballet. Cuando decidí tomar clases de bellydance para a convivir con mi hija, fue un choque cambiarlos por tops o camisas cortas que dejaran al descubierto el abdomen. De hecho, los primeros 6 meses usé leotardos, pues no había forma de que YO me los quitara, así como los calentadores en mis tobillos. Era un lunar en esa clase. No sé cuándo ni cómo fue, pero un día ya no usé más mis leotardos y enterizos. Aprendí a ver mi cuerpo desde otra perspectiva y gracias a los movimientos de cadera y las ondulaciones recapacité que no tendría otro chiste que mostrar el abdomen, aun cuando por detalle, había estrías producto de la concepción y nacimiento del amor de mi vida.  Entonces, pensé: me pela, no hay como bailar con el vientre al descubierto, me encantaba verme en el espejo (más que un acto narcisista creo que fue un momento de auto aceptación) y más aún …