martes, 7 de agosto de 2007

Soledad del cronopio

"Soledad era independencia, yo me la había deseado, y la había conseguido al cabo de largos años. Era fría, es cierto, pero también era tranquila, maravillosamente tranquila y grande, como el tranquilo espacio frío en el que se mueven las estrellas."
(El lobo estepario. Herman Hesse)
------------------------------------------------------------------
Me enredo en los monólogos, pero prefiero hablan conmigo que con extraños cuando me siento conflictuada y es que me sucede que -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------, pues eso.
Debo meditar y pensar cómo readecuar el submundo que me ha acobijado cálidamente, lástima (lástima por mí).
Es en momentos así que se me vienen de tajo las historias de Cortázar, porque mi problema viene por identificarme con los Cronopios; unos seres pequeños, verdes, húmedos, desordenados, tímidos. Seres que disfrutan el vaivén en este planeta, casi en pleno gozo...hasta que boom (silencio), y vuelven a su constancia.
Además, el planeta inevitablemente es hogar de los Famas y Esperanzas, allá ellos.
Aquí yo, solita con el mar y las estrellas (bello concierto de estos dos elementos).
:)

2 comentarios:

Bolux dijo...

Cronopios hehehe Por todos lados se aprende hoy en dia...

ya me diste en que pesar ... !!!!
Buen dia ...

Ixquic* dijo...

gracias y buen día también,