lunes, 6 de agosto de 2007

Silla y mesa

Es sano hacer pausas, y estos días han sido agradables para disfrutar ese "alto" en el camino. Ser mamá soltera tiene ventajas claras que he aprovechado, pero también desventajas que sortear. Hay mujeres que al igual que yo deben trabajar y se realizan así, cuentan con sus parejas para cubrir ese frente importante, la atención a los hijos. Lo justo es repartirse ese cuido y apoyarse cuando el trabajo exige un tiempo extra. O llevarlos a sus actividades extra curriculares, estudiar para exámenes, etc.
El Monje loco, como llamo con cariño al padre de mi hija, a veces apoya, a veces no. Mi hija y yo olvidamos siempre invitarlo a nuestros eventos y no es por mala fe. A veces la ha apoyado, pero no siempre está dispuesto a ser chofer y chaperon, doctor. Pero el tipo de presencia que ejerce es, según mi hija, suficiente (de lejitos, pues). Yo no reclamo ni intervengo, son ella y papá.

Por eso, he tenido que idear formas de ser "mama", sin otra persona decidida a colaborar. Ambas sabemos que nos amamos y ambas estamos durante el día ocupadas. Entonces, lo que queda del día juntas, es oro. Ambas somos responsables de la atención mutua, ambas estamos cansadas y por lo tanto hacemos las cosas fáciles, por consideración de la otra. La mamá debe jugar más con la hija, pues la niña se aburre sola (esto es lo que más cuesta, por tiempo y a veces ánimo). La hija debe respetar las ideas y espacios de la mamá y viceversa.

Esto parece fácil y no lo es. Especialmente si ella es tan demandante.

Hay alguien más que colabora, mi mamá, sin ella mi hija no pudiese hacer lo que hace, yo no podría renunciar a mi trabajo para dedicarme por entero a ella! y ¿de qué viviríamos?

Cuando estaba chiquilina era un pegoste desesperante, caminaba a un par de pasos de tras de mí, parecía mi extensión, o un eco. Y le explicaba, en broma, que no éramos siamesas que me diera espacio. Ella se reía, cuando le expliqué lo de siamés. Y luego me dijo, que ella era la silla y yo la mesa, y esas van juntas, o sea que si podemos ser sillamesa. ah niña ocurrente!


En estos días su papá le regaló una cámara y no deja de tomar fotos, esta la hace en nigthshot, que foto tan rara! Ella que es mi fotografa, anda loca con su cámara y me hace feliz verla feliz. La hemos pasado muy bien, hablando, durmiendo juntas, bailando.

El tiempo baña de oro a la silla y a la mesa.
Mañana comienza de nuevo la tarea de ser mamá en la medida de lo posible...

5 comentarios:

kARROLL dijo...

Definitivamente, esto de ser madres no es facil, y sobre todo encontrarse sola para enfrentar tanta cosa!
Vaya yo a saber eso, al menos ud estan juntas ( y aunque a veces hayan pequeños desacuerdos, siguen estando ahi, juntas!!); pero cuando por cosas del destino una se encuentra a miles de km de su hijo, no te imaginas lo dificil que se vuelve todo :s

Bolux dijo...

sillamesas ^ ^ ... Eso de eso de ser padre aun no se Nada :S

Pero Me imagino que Asi como Te cuesta Salir adelante , Debes estar orgullosa de lo que estas forjando en tu Pequeña... que Dentro de poco ya no va ser tan pequeña y espero se sigan llevando bien..

cuidense la una ala otra Y Adelante
:)

Anónimo dijo...

Ixquic ¿Porqué no escribis un libro? No te rías, te lo digo en serio. Es dificil tu aventura, pero a la vez es linda.

Conocí a mujer que ella sola sacó adelante a tres hijos. Son historias que deberían conocerse.
Era ama de casa, madre,trabajadora, estudiante y luego profesional.

Eli dijo...

La idea de "Anónimo" me parece genial... sería interesante conocer la historia de madres solteras que han pasado por situaciones límite y que aún así.... siguen adelante (yo una de ellas)....
me identifico tanto con tu historia porque, como tú, tengo una hija con la cual, somos la una para la otra... tenemos un pequeño mundo donde no entra nadie más...
un abrazo

Eli

Ixquic* dijo...

gracias por sus comentarios,

Karrol he leído tu sentimientos a distancia con tu hijo y lo feliz que eres cuando lo has ido a ver (no se a qué lugar???)

no lo había pensado así.

Bolux, ja ja ja! ¿pero que sería un padre y un hijo?

bueno yo también espero que la vida sea siempre bonita.

Anónimo! seguro tu me conoces! porque sabías de mi reacción. Soy lectora, y si me encanta contar las cosas que van pasando. Pero, vaya! eso es algo muy serioooooo!

Elí, una vez publiqué un comentario y luego no lo hallé y por eso no te respondí.

A mi me alegra saber que hay más madres solteras (hay unas casadas que de todas formas ejercen la maternidad solas). Eso, sabrás ya es difícil.

Pero ofrece otras ventajas.

Un abrazo para ti y tu hija