Ir al contenido principal

Sequía

Por algunas razones que identifico y otras que no, vivo un episodio de sequía dactil y por eso, no he querido escribir con el ritmo de siempre. Hay tantos temas para comentar, he acumulado cosas que quería transmitir pero no quiero trabajar en el blog Xibalbá.
Alguien me hizo el comentario sobre lo extensa y difusa que soy escribiendo y hablando, eso me frenó y me ha puesto a meditar. No sé porqué escribo, ni que gano al hacerlo. ¿para qué un blog? ya me han insultado además. También me han hecho la broma que a falta de un "esposo" o "novio" cada noche escribo de manera compulsiva. Cosa que, no me ofende, sólo me da risa y sinceramente, me es indiferente. Yo se que así estoy bien.


Además, me deprime estar con cosas laborales durante el fin de semana, pues no se siente el descanso. No pude ir a mi ensayo de grupo el pasado sábado por la misma razón. El resultado es un dolor de cabeza a causa de la saturación de post mentales que tengo, los que se me acumulan en la medida que mis dedos se niegan a trabajar y ayudarme a sacarlo todo, todo.

Hoy, la semana comienza y sigo igual. ¡cuánta desgana cargo! Me fui a meter al ensayo de danza árabe y --vaya!-- me reanimé, quizá las cosas (que ando en la cabeza) no sean tan malas, y hay algunas de ellas que ya no tienen remedio, entonces ¿para qué me deprimo? y...y....y...
Es sano para mí, contar con un tránsito de esas y...y...y...y....y....y....y....yy...yy.yyyyyyy.. al movimiento de caderas, de hombros, de pelvis y la música oriental. Y en ese vaivén, encontrar a Ixbá así:
con una falda al estilo "merecumbé" (roja con puntos blancos), con una blusa que no combina, con zapatillas de ballet y un caderín. Ella bailando por las esquinas del salón con un velo 5 veces más grande que su cuerpo.
Al final de la clase me dijo que quiere que la lleve a un circo. ¿? ahh, a ver una función? le pregunté. No, dijo. quiero trabajar allí.
Bueno, en lugar de casa buscaré una carpa, me haré amiga de payasos, compraré una cama elástica, me llevaré a mi perra (que podría ensañar como tiembla de miedo por todo!). ah! le diría al Monje Loco que sea el "animador", ya tiene experiencia en las piñatas. (je) ................................................................
Luego regresé a la realidad, la mente si que es fantasiosa. Casi estaba armando un sueño para mi niña y había tomado distancia de mí: la difusa, la que hoy mejor baila.
Desgana para escribir, ganas de bailar. ¿seré difusa para bailar también?
Ya se pasará, como todo lo demás.
---------
postdata:*Gracias Alde, siempre gracias.
Xibalbá está descansando un rato, quizá sólo hoy. hasta que Ixquic* se anime un poco. Hace falta un desconectón.

Comentarios

Aldebarán ha dicho que…
Entiendo tu proceso de no poder escribir todo lo que quieres. A todos nos pasa, tarde o temprano. Y no sólo una vez, sino muchas. Así es la vida del "sufrido bloguero"

Creo que la respuesta a porqué escribes la tienes siempre a mano. Lo que pasa es que con todo el ruido y las distracciones la pierdes de vista. En cuanto a los insultos, no voy a decir que son agradables, pero deben tomarse del sitio del que vienen. Eso ayuda a dimensionarlos.

Yo creo que nuestras vidas tiene sus propios vaivenes y es necesario comprender que siempre estarán ahí. Un día estaremos en la cresta de la ola, disfrutándola. Otros, ojalá los menos, nos revolcará y hata nos puede hacer morder un poco de arena. No obstante, siempre es divertida.

Ánimo
Juan ha dicho que…
Es una cuestion existencial, preguntarse sobre 'razones', Carajo es Arte y Bitacora, cada vez que te leo es conocer parte de esa compleja estructura que es generada con tu arte, Yo tambien quise trabajar en un circo...Que suerte tiene tu nena, de tener una amiga en vos.
La imagen del chuchito tembloroso, se me ha quedado grabada.
saludos!
Rafael Menjivar Ochoa ha dicho que…
Pues por aquí esperaré que regrese Xibalbá. Me parece uno de los blogs más serios e ilustrativos que hay en El Salvador. Por suerte lo tengo grabado en el Reader, je.
Ixquic* ha dicho que…
wow! nunca pensé eso de la Ola, la cresta y morder la arena. La imagen es clara para mí, y me da luces.

Juan, que suerte la mía de tener una niña como la que vive conmigo, Dios no creó y sólo nos juantamos. La perra es así, te lo aseguro. Uno le dice buuuu y tiembla, se encoge, se paraliza (como epilepcia) uggggg, bueno así nos la regalaron, ni idea qué le pasó, nosotras solo le damos terapias.

RMO. ¡tramapa!¡tramapa!¡tramapa!...

gracias por las palabras.
Ixquic* ha dicho que…
ven, puse "tramapa", en lugar de trampa!

¡qué còlera!

fe de errata pue.
Bolux ha dicho que…
de cierta forma a traves de estos volados nos desahoamos sin tener a alguien frente para que se heche todo el royo....


ami me gusta esto de la Blogueada, me hace tener algo que hacer por las noches luego del trabajo y demas actividades .

animo no soy bueno para decir cosas de forma cortez.... y educandamente
asi que solo dire
gracias Por compartir lo que tienes dentro de tu mundo
^^

Entradas populares de este blog

La canción del mar

Hoy en la revista dominical de La Prensa Gráfica se publica una edición especial de la nueva obra de la escritora Claudia Hernández, que se llama La Canción del Mar. Después de leer las mismas noticias de siempre, esto me compuso el corazón que ha andado desbaratado en estos días. Curiosamente, me moría por irme hoy a la playa, por ser mi último recurso de abstracción y alejarme de muchas cosas. Quería ver el mar, sentarme allí frente a él, bañarme los pensamientos y tenderlos al sol, después regresar.

No pude ir porque tengo muchas cosas que hacer, sin embargo esta lectura tuvo su efecto. Pensé que esta edición también estaría completa en internet, pero no. Lástima. Luego buscaré el libro, definitivamente, vale la pena.

Otra cosa que celebro es que las cosas se den de esta forma, es decir, que una escritora tan buena haga su trabajo y con calidad, para orgullo nuestro. Y luego, sea un periódico quién nos lo traslade (día domingo sin tanto apuro) y que eso haga que yo salga a buscar el…

My baby shot me down

“Es necesario, que el público sepa quien manchó esa ropa, y que la diosa de nuestros códigos recoja, horrorizada, la venda; se ciña nuevamente los ojos y alce muy alto su balanza.Entonces veremos de qué lado se inclina.....”(Carlos Dárdano)
Intro.

Este post lo publiqué hace doce años y surgió porque en esa época trabajaba en la UCA y dedicaba horas a husmear en la biblioteca (era un vicio) y con un compañero dimos “sin querer queriendo” con una publicación de un siglo atrás. Era una publicación personal pagada a la imprenta DUTRIZ HNos. y era una historia sobre un caso legal.
Mas que mi curiosidad jurídica, luego de litigar casos en defensa de los derechos de las mujeres, tuve la intuición que debía leer esa publicación. No cabe duda que nada cala tan hondo como leer historias verdaderas que demuestran realidades aún vigentes, pero este libro revelaba algo más: la violencia hacia las mujeres no está supeditada a determinada clase social. Doña Petrona se me pegó en la memoria y por eso …

Regalos para mi hija

Salí ahí no más de las fronteras y mi hija me dijo: "traeme algo por favor". Me llamó al celular para recordar y e dijo que quería un caderín árabe ... ¿? Le aclaré que eso no se vende así..por ahí. Entonces me dijo "vaya pues, una artesanía traeme, pero traeme algo".

Entonces le compré estas estelas femeninas (mayas), una está pariendo y la otra amamantando.

Estaba ansiosa cuando las entregué, las miró y me dijo que gracias, pero definitivamente yo soy una mamá muy rara. Nos miramos serias y no dio un ataque de risa, me dijo que de verdad estoy loca. Le impresiona la que está pariendo. Y luego ya en serio, le decía como hay en todo un culto a la fertilidad y a la maternidad, danza árabe incluida.

Que bueno que seamos mujeres y nos encontremos con estas estelas.