martes, 17 de febrero de 2009

mama ¿qué es un condón?

Maldita adolescencia.

Bueno, incómoda. Cada día me sale con cada cosa. Ayer la pregunta fue esa, la que respondí con la mayor claridad: los fines del uso del condón, una descripción y argumentos pro y contra. Me dijo que casi no había entendido y la verdad no creo que se pueda ser mas clara!

Adicionalmente, desde este año sólo habla de "niños" y de lo guapo o lindos que son algunos actores y yo...pues sigo la corriente. Mi adolescencia fue dificilísima, yo intento facilitársela a ella en la medida de lo posible pues siendo ogro y ada madrina a la vez...pue....

lunes, 16 de febrero de 2009

(...)

Ya no me alcanzan las fuerzas para bailar... solo espero no perder el ánimo. Creo que de no comer me he encogido. Ojalá que cuendo comience a desvariar mi locura se decante por cosas agradables. Mi hija le hace de madre, y yo de hija.

ah salud! se le ocurre abandonarme cuando la necesito.

jueves, 5 de febrero de 2009

¡ánimo!

No tengo ánimo, ando jodida, pero me digo: hay que ser positiva. ¿hay de otra? na! tengo una hija, a la que le aplaudo cuando baila. Por ella me mejoraré...

domingo, 1 de febrero de 2009

Doña Angustia

Es imposible multiplicarse. Obvio, pero siempre actúo como si yo lo pudiera. De ahí las angustias condenadas y luego mi recaída con los síntomas de una gastritis que parece incurable. Ya me tomé los tratamientos para matar a una bacteria, he cambiado mi dieta (hace más de un año que no como pizza por ejemplo). y hasta bajé de peso, la normativa de la cruz roja no me permite donar sangre por mi peso ... hace unos días mi hija --de once-- logró levantarme del piso. Ella feliz, yo enfurecida.

En honor a la verdad a veces rompo la dieta porque soy adicta a lo dulce y la azúcar es grasa...y si como grasa, me enfermo..cosa segura si ando angustiada.

¿qué me angustia?

Afortunamente mi trabajo me gusta y estoy a gusto. Pero mis actividades y obligaciones fuera de eso, me exige priorizar. Mi hija ya se comporta como adolescente y vamos bien con eso. Pero como es lógico a su edad, los estudios han quedado en último plano y allí es donde no me puedo descuidar. Debo ser lo que antes no era: una madre vigilante, lo que implica dejar otras cosas de lado. Por ahora esto es lo que más importa.

Encima, estoy calificando una tesis de maestría.... y debo, tomarme mi tiempo para eso.

Luego están mis compromisos con la danza, que no sólo implica tomar clases, si no ensayar, crear, coser, diseñar, estudiar música y movimiento, practicar instrumentos...en definitiva, tiempo. Durante la semana, sólo cuento con la media noche para varias de estas cosas y es una locura seguir así...porque termino enfermándome. Los fines de semana, son cortísimos...pero se hace lo que se puede y afortunadamente veo el fruto del esfuerzo (ayer bailé en Kalpataru y estuvo genial!). Yo soy feliz bailando.

Lo que no sé --porque es mucho más complejo-- es de dónde saco el tiempo para seguir con la danza contemporánea. Este fin de semana fallé porque debía cumplir con mi hija en otras cosas y el siguiente ya tengo una encrucijada con el trabajo. Me estresa...

Siempre es así este trimestre...¡siempre! mi único recreo, respiro...y momento en el que todo se me olvida es cuando bailo belly dance y la gente aplaude los ritmos, ¡cuanta energía se recibe!

No se porque tanta palabra...como me dice mi padre: ¡callate Doña Angustia!